www.elboletin.com

‘Selva’, un disco de El Remolón

sábado 10 de mayo de 2014, 00:00h
‘Selva’, un disco de El Remolón
‘Selva’, un disco de El Remolón
El pionero de la cumbia digital presenta una interesante colección de canciones, plagada de medios tiempos hipnóticos y psicodelia precolombina.
Un 'chamán sanador', así define Andrés Schteingart, el artista argentino más conocido como 'El Remolón', al maestro de ceremonias ficticio que dirige al oyente a través del desconocido mundo de 'Selva', su quinto trabajo hasta la fecha. Y es bastante probable que muchos de sus 'fans' estén de acuerdo con él y hasta le atribuyan algunas conexiones con la magia ancestral latinoamericana, porque en el cada vez más amplio, circuito de los aficionados a la cumbia digital, cualquier nuevo trabajo suyo es un verdadero acontecimiento. De esos que marcan las tendencias y crean escuela.



A Schteingart, le beneficia su condición de `pionero'. De hecho, no siempre fue fácil encontrar una audiencia amplia para lo que hace. Más aún, cuando su estilo cálido, cadencioso y orgánico se separa un poco de los parámetros habituales de la electrónica más dura. Por eso ahora que las cosas van, más o menos, bien, se le reconoce como uno de los visionarios que contribuyeron en 2007, al nacimiento del sello argentino ZZK y del Zizek Club, dos referencias míticas ahora y bien consideradas en el ámbito internacional de la música electrónica.

Los miembros de esta escudería, cuyos trabajos han influenciado las últimas composiciones de tipos tan prestigiosos como el gran Jorge Drexler, amenazan con convertirse en una alternativa seria y contundente al tradicional predominio de los sonidos nórdicos y los 'beats' anglosajones en la gran discoteca planetaria. Una posibilidad que se ve acrecentada en los últimos tiempos por las giras internacionales que estos artistas han realizado, por Europa, EEUU y todo el subcontinente, y la buena respuesta de crítica y público alcanzado. Sólo les falta un éxito masivo e incontestable, que trascienda a la comunidad de bailones aficionados al estilo, para lograr lo que buscan.

¿Será Schteingart el afortunado heraldo de la buena nueva? Quizá. A este Remolón, un verdadero maestro en el maridaje de la electrónica con los ritmos tradicionales, parecen empezar a molestarle los límites y las etiquetas. Como si estuviera dispuesto a probar otras cosas y a no perder la frescura y la osadía que le permitieron encontrar su sonido hace unos cuántos años ya.

Y aunque eso no signifique que haya renunciado por completo a sus raíces, sí que ha provocado la adición de algunos ingredientes inesperados, como esas guitarras 'surferas' que se pueden escuchar en alguna que otra canción, o ese poquito de 'dub' o de pop comercial. Elementos que no parece dañar a un conjunto más asequible para los oídos poco entrenados que sus trabajos anteriores.

Pero, al menos en mi opinión, si algo convierte a 'Selva' en un disco irrepetible y recomendable es la participación, bien elegida, de un nutrido grupo de vocalistas femeninas que aportan nuevos colores a la paleta sonora de este artista. La lista es amplia. El Remolón cuenta, por estricto orden de aparición, con Lido Pimienta, Ali Gua Gua de las Kumbia Queers, Miss Bolivia, Ivanna y Mariela Gerez.

Sin olvidarnos tampoco de otros invitados como Dengue, Dengue, Dengue y Runin Suy que también aportan su toque de clase al conjunto. Incluso se atreve a cantar el mismo, aunque suele disfrazar su voz tras un 'vocoder', quizá porque no está aún del todo convencido de sus habilidades en este terreno.

Hay más. A lo largo de sus 48 minutos de duración, las once canciones de este disco parecen contar una historia. No. No se trata de un musical moderno. Ni de una opera rock. Simplemente hay una especie de hilo narrativo que nos conduce desde la inicial 'Caminando', tema envolvente y narcotizante con un título muy adecuado, a 'Energía Natural', ese largo 'tour de force' final, plagado de sonidos étnicos con el que concluye el álbum.



Una narración que bien podría relatar esa búsqueda de un espacio propio, alejado del mundanal ruido, de la que habla El Remolón en sus vídeos promocionales. O bien, siempre a gusto del consumidor, esbozar la historia de un seductor moderno que se busca a si mismo a través de sus conquistas sucesivas. Ese 'vagabundo' por quien Lido Pimienta quiere ser desnudada en 'Vestido', la que para mi es, de momento, la mejor canción del álbum o ese embaucador del que Ivanna rechaza enamorarse en 'El Chamuyero'.

Y lo cierto es que la sensualidad de los ritmos y el excelente trabajo realizado por las vocalistas de las que se rodeado El Remolón en este 'Selva', donde hay muchas más canciones 'con letra' de las que suelen ser habituales en este tipo de discos, no parecen casar demasiado bien con ese deseo de volver a conectar con el interior y usar toda la 'energía espiritual' disponible, del que presume el artista.

Este es un disco, muy terrenal, a pesar de sus toques de psicodelia, de las dosis elevadas de electricidad y de las capas múltiples de sintetizadores que cubren un conjunto, en el que la aportación, siempre importante, de los instrumentos analógicos es perfectamente perceptible también.

Por supuesto, 'Selva' no le va a gustar a todo el mundo. Sus intenciones y sus conceptos, parecen encontrarse muy alejados de aquellos que han encumbrado a músicos como Pitbull, la última sensación latina que se ha colado en el ejército de los artistas de difusión masiva. Y, de momento, no nos imaginamos a Shakira pidiéndolo una remezcla al Remolón. Pero todo se andará. Lo mismo Sky Ferreira o Milley Cyrus si se atreven. O Kylie Minogue o Madonna, esas dos veteranas que no conocen el miedo.
‘Selva’, un disco de El Remolón
‘Selva’, un disco de El Remolón

Rafael Alba

No fui fotógrafo de "Playboy", pero sí hice allí entrevistas y artículos. Escribí sobre música en "Diario 16", "Geo", "El Gran Musical", "ZZPOP", "Audioprofesional", "Sterofonía" y "Backstage". En "El Economista", "America Económica", "Cuba Económica" y "La Revista de la Bolsa" intenté aprender economía. En "El Boletín" me metí en política. Y ahora he vuelto a lo mío. Pero lo que más me gusta es tocar la guitarra, así que no es raro verme subido al escenario de algún club…con Las Dos en Punto, por ejemplo.

Google Plus de Rafael Alba

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.