www.elboletin.com

¿Sabrías diferenciar una obra de arte original de una copia 'made in China'?

martes 13 de enero de 2015, 00:00h
Dulwich Picture
Dulwich Picture
El museo Dulwich Picture Galler ha inaugurado una nueva exposición en la que reta al público y a cualquier crítico a descifrar el misterio.
El museo londinense, Dulwich Picture Gallery ha desafiado a los amantes del arte a averiguar cuál de las pinturas situadas estratégicamente en la galería es la impostora. Un estudio chino ha creado una copia idéntica de un cuadro famoso junto a las obras auténticas de los grandes maestros de la pintura. La réplica ha costado 120 libras, unos 154 euros.

La “falsificación” será colgada en la pared esta primavera, del 10 de febrero al 26 de julio, esperando a que algún visitante la descubra. Pasados tres meses, la galería revelerá cuál ha sido el original reproducido y nuevamente volverá a instalar la imagen en una exposición especial de algunos casos de casi accidentes de Dulwich.

La copia ya está terminada, y según ha informado el conservador jefe, Xavier Bray, “la réplica es de excelente calidad, y cuando llegó nos quedamos encantados con ella, pero cuando las coloqué una al lado de la otra, fue un experimento muy interesante. La diferencia fue inmediatamente evidente”.

Esta iniciativa de Dulwich ha confeccionado el proyecto ‘Made in China: Un Proyecto de Doug Fishbone’ a modo de adivinanza para el público. La reproducción ha corrido a cargo de la compañía Meishing Oil Painting Manufacture. Según han matizado los responsables de la galería de arte, no se puede hablar de que las obras sean falsificaciones ya que los estudios chinos son muy cuidadosos en este aspecto y para evitar inducir a engaño alteran ligeramente el tamaño de los originales en las copias.

El estudio chino reproduce obras de arte en serie de cualquier época y estilo. Los responsables del museo no han desvelado ninguna pista acerca de la copia, ni de su tamaño, fecha de creación o tema de la pintura. El artista americano Doug Fishbone ha sido el que ha inspirado este proyecto, consiguiendo rebajar el precio por debajo de las 150 libras, unos 192 euros. Por lo que este estudio chino, y otros que realizan las mismas tareas, fijan los precios en función de la escala y la complejidad de la obra, manteniéndolo en las 120 libras (154 euros).

Fishbone y Bray esperan visitar el museo londinense y conocer al nombre y poner cara al artista que ha realizado la copia. Para evitar conocer esta información, Bray encargó la obra estrictamente por correo electrónico. Mandó la fotografía del original a la más alta resolución posible y el envío será también por correo ordinario. "Ésta es la manera en que estas imágenes se encargan ahora, así que quería seguir con precisión", ha dicho Fishbone. También ha añadido que “no es sólo un ¡Hey!, detectar la imagen falsa, sino que plantea cuestiones graves de nuestra forma de ver, apreciar y valorar el arte. Colgarla en Dulwich da a nuestra imagen alguna procedencia, y es interesante ver si eso cambia su valor”. Ambos han bromeado con la hipótesis de que no se averigüe la copia, y Fishbone quiere que la tienda del museo venda camisetas con la confesión "no pude detectar la réplica".

Dulwich es la galería de arte más antigua construida en todo el mundo. En su interior se conservan las obras de Rembrandt, Rubens, Tiepolo, Murillo y Poussin. Este año su calendario contará con la primera gran exposición dedicada a las acuarelas del artista británico del siglo XX Eric Ravilious, que murió en la guerra en 1942. También se expondrán los espectaculares dibujos de uno de los artistas favoritos de Napoleón, Pierre Paul Prud'hon, dejando Francia por primera vez en préstamo de un pequeño museo en gris. En Reino Unido se podrá visionar la obra del artista holandés y matemático MC Escher, cuyas imposibles imágenes de escaleras siempre crecientes a modo de rompecabezas han decorado las paredes de generaciones de estudiantes. "Nuestra gente minorista está muy entusiasmada con esto", ha dicho Ian Dejardin, director de la galería.

Según ha informado el propio museo, la colección fue elaborada a finales del siglo 18 por los comerciantes de arte Noel Desenfans y Sir Francis Bourgeois, que compraron cargamentos de pinturas para formar una colección real para el rey de Polonia. En el momento en que se completó, ni el rey ni su país todavía existían. En cambio, la colección se quedó en el colegio de Dulwich, ubicado en una galería diseñada por Sir John Soane. Aunque la colección incluye decenas de obras maestras indiscutibles, Dejardin se ha preocupado por muchas obras compradas como auténticas. Dejardin recordó con pesar que Dulwich una vez albergó cinco “Tiziano”, y ahora no hay ninguno, aunque recientemente “Venus y Adonis” fue rehabilitado en parte como una buena versión por el propio taller del artista. Sus cinco “Van Dyck” también se han reducido a uno. Ahora los epítetos requieren ser renombrados por "estudio de", "atribuido a", "después de", y "a la manera de" el maestro.

En la compañía Meishing Oil Painting Manufacture trabajan 150 artistas, de los cuales muchos son estudiantes de arte que se autofinanzan sus proyectos. Los creativos siguen las líneas de pensamiento y estilo de Botticelli, Van Gogh o Picasso para confeccionar obras para diversos clientes a lo largo de todo el mundo. La provincia de Fuijan cuenta actualmente con cientos de estudios que llevan a cabo dichas obras. Ya solo en el pueblo de Dafen se estiman cinco millones de reproducciones al año.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios