Cultura

Los compositores de canciones se adhieren a la denuncia contra el secretario general de la SGAE

Sede de la SGAE

La Asociación de Compositores y Autores de Música (ACAM) ha anunciado su adhesión a la denuncia criminal presentada hoy contra el secretario general de la SGAE, Pablo Hernández, por el socio Fernando Bermúdez. Mientras sigue sin haber noticias sobre el resultado de la tensa Junta Directiva Extraordinaria de la SGAE en la que se decide el futuro del secretario general de la sociedad de gestión Pablo Hernández, presuntamente responsable de varias irregularidades, fuera del Palacio de Longoria, los movimientos contra él se aceleran por momentos.

Lo último proviene de otra reunión extraordinaria, la convocada por la directiva de la Asociación de Compositores y Autores de Música (ACAM) que acaba de emitir un comunicado en el que anuncia que se adhiere a la denuncia criminal presentada por el socio Fernando Bermúdez, contra el secretario general de la SGAE. Además, los representantes legales de ACAM van a personarse en la causa.

La denuncia, presentada ante el juez decano de los tribunales de Madrid, en la que se incluye también a la esposa de Hernández, Carmen Cabezas, y a la sociedad de la que esta es administradora única, Inmoconsulting Collado, por posibles delitos de falsedad, societario, estafa y apropiación indebida.

Desde ACAM se subraya además “la responsabilidad subsidiaria de los órganos de gobierno de SGAE en relación a los artículos 295 del Código Penal, el 236 y el 237 de la Ley de Sociedades de Capital.

En su comunicado, esta asociación de la que forman parte muchos de los socios más relevantes del llamado Colegio del Pequeño Derecho, los compositores de canciones, estima que la gestión de la presente Junta Directiva, presidencia y dirección general de SGAE han llevado a la casa de los autores, la Sociedad General de Autores y Editores, a una situación sin precedentes en su historia y exige la depuración de responsabilidades inmediatas en los ámbitos jurídicos competentes.

ACAM quiere que la justicia investigue también otros aspectos polémicos de la gestión de la SGAE en los últimos años, desde que en julio de 2011, una investigación judicial promovida por Pablo Ruz, en la que aún no ha podido concretarse la comisión de ningún delito, desalojó del poder al entonces presidente Teddy Bautista y a una Junta Directiva que acababa de ganar las elecciones.

La asociación de compositores detalla estas actuaciones sospechosas en su opinión e incluye en ellas, entre otros asuntos, los supuestos repartos irregulares de unos 130 millones de euros del Pendiente de Identificar que habrían beneficiado a los editores y no al resto de los socios, la desamortización de la Red de Teatros Arteria, o la caída de la recaudación gracias a la intervención en el mercado de SGAE al ofrecer rebajas de casi un 40% a algunos usuarios.

Además, ACAM ha anunciado que va a estudiar la posibilidad de que se amplie la demanda criminal interpuesta por Bermúdez a la que se han adherido a los supuestos delitos que pudieran haberse derivado de estas polémicas actuaciones.

Más información