Intereconomía se indigna por la esquela de la revista Mongolia sobre Rajoy

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La esquela de Rajoy publicada por la revista Mongolia ha levantado ampollas en Intereconomía. El presentador de El Gato al Agua, Javier Algarra, considera que es de muy mal gusto. “¿Se puede justificar todo diciendo que es humor?” se preguntó en referencia a la portada sobre la que apuntó “se la enseño así un poquito de lejos de momento y estoy tapando la cabecera porque a fin de cuentas para qué vamos a hacer publicidad a esta gente”.

“¿Es de recibo que una revista argumentando que es humorística haga una portada como esta ‘Rajoy ha muerto’ en una perfecta esquela?”, continuó Algarra. “No dudamos que cualquier revista humorística tenga su derecho a criticar la gestión de un Gobierno y a decir que un Gobierno está haciendo mal las cosas, también podían haber dicho que el anterior lo dejó todo muy mal”, añadió para sentenciar que “¿es razonable que lo haga mediante una esquela personalizando con un nombre? Un poquito de mal gusto parece que hay”.

Además, Algarra atribuyó las bromas posteriores de la revista sobre “la portada que nunca debimos publicar”, como hiciera El País tras el error de la fotografía de Hugo Chávez, a las “críticas que se han vertido en Internet” contra la esquela.

El resto de tertulianos estuvieron de acuerdo con Algarra (sustituto de Antonio Jiménez tras su espantada a 13TV), excepto Pepe Oneto, que derrochó más sentido del humor. Oneto defiende la publicación, sobre la que destacó que es “un fenómeno editorial” que está funcionando muy bien. “Lo que han hecho es una crítica feroz del gran error de El País sobre eso de Chávez, han copiado exactamente todos los pasos de El País” desde que cayó en el error, opinó. “Se puede estar de acuerdo o no”, apuntó el periodista.

Sin embargo, para José Javier Esparza “el nivel medio del humor va degenerando hasta cierto tipo de gamberrismo” y lamenta que “el criterio sobre si será de buen o de mal gusto” ya no se tenga en cuenta.