Los impuestos sobre el juego ‘on line’ alejan a Gibraltar de Londres

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Las grandes operadoras mundiales de juego ‘on line’ constituyen una de las comunidades empresariales más potentes de la colonia británica. Y no están contentas con los planes de la metrópoli de aumentar los impuestos a esta actividad.

La poderosa Asociación de Apuestas y Juegos de Azar de Gibraltar (GBGA, por sus siglas en inglés) ha anunciado que luchará en los tribunales contra cualquier intento de Reino Unido de endurecer el actual régimen fiscal, obligándoles a pagar una tasa adicional, como se desprende de los borradores de la nueva Ley del Juego a los que han tenido acceso.

No son sólo palabras. La Asociación dispone de medio millón de libras (584.000) euros que han depositado las 24 compañías que la forman para sostener la batalla legal si llega el caso. Aunque todavía confían en llegar a un acuerdo, puesto que la nueva norma no entrará en vigor, en principio, hasta diciembre de 2014.

Las autoridades gibraltareñas, además, apoyan decididamente a su ‘lobby’ del juego ‘on line’. Es lógico, según las cifras que maneja la GBGA, estas compañías aportan un 12% del total de los empleos del área y el 15% de sus ingresos fiscales.

De hecho, casi todas las grandes empresas británicas del sector, que controlan cercan del 50% del negocio, tienen fijado su domicilio fiscal en Gibraltar, en un listado que incluye nombres tan conocidos para los internautas como 888, Gala Coral, William Hill, Betair, Rank, Paddy Power o bwin.party.