Melendi vuelve con su manager de toda la vida

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Melendi ha vuelto a sus orígenes. A dejar que Javier Valiño, su descubridor en Carlito récords, maneje su carrera, tras una etapa que, fuentes de su entorno definen como 'frustrante' y fallida en RLM, la agencia de management de Prisa.

Al parecer Melendi habría querido dar el salto. A Latinoamérica y a los grandes medios. Convertirse en una figura de relevancia similar a los otros grande de RLM, Miguel Bosé o Alejandro Sanz. Pero no lo consiguió, explican. Es más. Ni siquiera estuvo cerca, a pesar de las múltiples concesiones que tuvo que realizar, entre las que destaca, sólo por lo simbólico, la pérdida de sus tradicionales rastas. 

La agencia de Prisa no supo, o no quiso, manejar la carrera de un cantante, cuyo público es mucho más parecido al de las bandas con las que se le relacionó en sus orígenes como Macaco, Ojos de Brujo o Chambao, que con la corte de los 40 principales, donde entre los nuevos 'alboranes' y los viejos popes a los que nos hemos referido antes, tenía poco hueco.

Peor aún. Según otras fuentes consultadas por Elboletin.com, musicalmente, el fenómeno asturiano se encontraba en un callejón sin salida con un repertorio y unos arreglos que, en los últimos tiempos, eran demasiado comerciales y carecían casi de personalidad. Buenos para competir con Bisbal en Miami, pero poco adecuados para un artista que tiene en Extremoduro a una de sus principales influencias.

La culpa, de nuevo, sería de RLM, o eso dicen estos narradores que aseguran también que con el cambio de oficina se produjo una renovación en el equipo musical del artista destinada a variar su sonido. Y la apuesta habría resultado fallida. Al menos, hasta que 'La Voz' le aportó un plus de popularidad inesperado. Pero, al parecer, ya antes de entrar en el programa, Melendi tenía decidido dejar Prisa y planear con Javier Valiño sus próximos pasos.

Y, algo parece asegurado, quizá no vuelvan las rastas, ni las juergas desmesuradas del pasado. Pero, tal vez se produzca un cierto renacer en lo musical de este rumbero canalla que si bien, quizá no pase a la historia de la canción española como un personaje relevante y decisivo, si tiene mucho más que ofrecer de lo que parece a tenor de sus últimos trabajos.