La debilidad financiera del Real Madrid acerca a Özil a Guardiola y al Bayern de Munich

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Lo aseguran en voz baja las lenguas más viperinas de los ambientes del negocio deportivo. Sin aportar pruebas, claro. Guardiola quiere a Özil como eje de su nuevo centro del campo para el Bayern. Y podría tenerlo. Sobre todo si el Real Madrid no mejora el contrato del 'crack' alemán.

El cuento que cuentan es como sigue. A pesar de ser el club con más ingresos del mundo, el Real Madrid no pasa por uno de los mejores momentos de su historia económica. Las restricciones en los mercados de crédito, y la crisis de Bankia, dejan a Florentino Pérez sin fuentes ciertas y rápidas para financiar sus planes para el club. Dinero fresco que, sin embargo, si tienen otros. 

El Bayern, por ejemplo, que hasta podría emitir deuda privada en condiciones favorables, por el simple hecho de ser alemán. Un país, cuyos bonos basura, se colocan ahora al 3% de interés, más de un punto porcentual menos que la deuda soberana española. 

Así que, según estos analistas diletantes, si Guardiola insiste, el Bayern, que desea volver a ser uno de los clubs más valiosos del planeta, irá a por Özil. Y se lo llevará. Primero porque el jugador puede tener interés en el proyecto. Y luego porque sólo gana cinco millones de euros por temporada y sería fácil tentarle. Bastaría con ofrecerle ocho, por ejemplo.

Si esto sucediera, aseguran, el Real Madrid no podría retenerlo. Sobre todo si se enfrenta a una negociación a cara de perro con Mourinho para fijar un finiquito que rondará los 20 millones de euros, o lo que es lo mismo los beneficios medios que obtiene el club por temporada. De hecho, hasta podría resultar interesante cerrar una operación, que junto con la 'colocación de Kaká' diera aire a las comprometidas arcas del club.

Pero ese no es el único problema al que se enfrenta el equipo blanco. Hay otros muchos jugadores con sueldos entre cinco y ocho millones de euros, como Higuain, Benzema o Sergio Ramos, que pueden ser 'tocados' también en los próximos días. Y quizá tengan que salir. 

Sobre todo si la anunciada emisión de bonos del Real Madrid, que no se ha concretado aún, no puede llevarse a cabo, por los gravosos tipos de interés que se manejan en los ambientes financieros para esta posible colocación. Nada menos que un 10% y con el compromiso de usar como aval los derechos televisivos que le otorga al club Mediapro. 

Pero buena parte de esos 250 millones de euros de deuda que se emitirían de los que llegó a hablarse y de los que no ha vuelto a saberse nada serían para la remodelación del estadio Santiago Bernabeu. Y, además, Florentino tiene que ganar las elecciones este año. Algo que ahora, con la crisis deportiva, resulta más complicado que antes. Sobre todo si el club no gana la 'champion'.