¿Qué se esconde tras las salidas de Melendi y Rosario de ‘La Voz’?

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Ya es oficial. Rosario Flores abandona ‘La Voz’, como adelantó EL BOLETIN hace unos días. Melendi también deja su papel de ‘coach’ para centrarse en la promoción de su disco en Latinoamérica, según la explicación oficial.

Sin embargo, la verdadera razón que ha llevado al asturiano a abandonar el exitoso ‘talent show’ de Telecinco podría encontrarse en su decisión de romper con RLM Management, la agencia de representación de artistas del Grupo Prisa que ha llevado su carrera desde 2008.

Fuentes oficiales de la compañía han confirmado a EL BOLETIN que el artista abandonó  la empresa en enero de este año, al negarse a renovar el contrato que les unía y han desligado esta ruptura de posibles enfrentamientos entre el artista y sus ‘managers’ provocados por  diferencias surgidas entre ambos a raíz precisamente de ciertos acontecimientos que tuvieron lugar durante el programa de Telecinco.

Otras fuentes del ambiente artístico, también consultadas por este diario, aseguran que Melendi había roto con RLM antes de que se iniciara su participación en ‘La Voz’.  El artista tenía pensado ‘volar solo’ y concentrarse más en Latinoamérica y no estaba del todo conforme con la gestión de su carrera que realizaba la empresa de Prisa.

Por Internet, sin embargo, circulan otras versiones más estimulantes sobre estas rupturas. Se dice que Melendi habría abandonado RLM enfadado porque su protegida Maika no se alzara con el triunfo. Al parecer culpa a su 'vieja oficina', y algunos enjuagues tras las cámaras de lo sucedido. Más aún cuando Prisa, y el propio Melendi, habían puesto toda su artillería al servicio de esta cantante, incluido 'El País’, periódico serio de la casa, a la que se aspiraba a convertir en la Susan Boyle española.

En este contexto entra David de María. El cantante gaditano está representado por RLM, lo que hace posible que Prisa conserve su cuota del 50% en la selección de ‘coaches’ del programa. La otra es Malú que, como David Bisbal, el gran triunfador final gracias a su protegido Rafa, sí seguiría en la brecha.

La salida de Rosario Flores tiene menos que ver con su carrera y más con su personalidad. Se rumorea que la experiencia no fue buena para ella, especialmente porque no está acostumbrada a ser criticada en Twitter. Además se dice que no se llevó bien con sus compañeros.

De hecho, con el programa batiendo récords de audiencia ya se hablaba de que la hija pequeña de Lola Flores había intentado abandonar y que habría sido su amigo Antonio Carmona, esposo de Mariola Orellana (responsable de Entrearte, oficina de management de ambos), quien la convenció.  

Sólo queda saber quién será su sustituto en el ‘talent show’. Los últimos rumores que circulan en las redes sociales apuntan a que podría ser el propio Carmona quien entre en su lugar.