Ciccio, el perro que va diariamente a la Iglesia a esperar a su dueña muerta

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La historia de Ciccio ha conmovido a Italia y está dando la vuelta al mundo como una muestra más de la lealtad que demuestran los perros a quienes les cuidan. Se trata de un pastor alemán, rescatado de la calle y adoptado por una mujer que falleció hace dos meses. Desde entonces, el can la espera a diario a la iglesia a la que ella asistía y se ha convertido en el protegido no sólo del párroco y de sus feligreses sino de todo el pueblo.

De acuerdo a lo publicado por el diario Il Messaggero, el perro no ha dejado de ir ni un día a la iglesia desde que su dueña falleció.

Todas las tardes, Ciccio esperaba el regreso de su dueña María, sentado en la explanada de la Iglesia de San Donaci, provincia de Bríndisi, en el sur de Italia. No en vano, antes de fallecer su dueña, el perro la acompañaba hasta la Iglesia, la esperaba y luego, volvían a casa juntos.

Tras la muerte de la anciana, Ciccio se quedó pacientemente en la puerta de la iglesia, esperando el regreso de María.

“Ahora quedó solo, pero todo el pueblo lo protege, lo alimenta y acaricia como emblema de fidelidad”, contó un testigo que también asiste a esa Iglesia, donde Ciccio entra ahora con permiso del párroco Donato Panna, quien le permite estar en el templo durante los bautismos, bodas y entierros.

Durante las misas, el perro permanece como todo los asistentes. Después le han dejado un espacio para que Ciccio pueda pasar sus días sin María. Allí, los fieles y conocidos de su dueña le proporcionan comida y agua.

Aunque Ciccio está muy acompañado en la Iglesia, algunos vecinos piensan que sería conveniente que encontrara otra familia. A través de Facebook publicaron su historia y sus fotos.