La abogada Teresa Bueyes suma el ‘caso Ramoncín’ a su curriculum de pleitos famosos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Mientras medio mundo del espectáculo estaba pendiente ayer de Ramoncín y su declaración como imputado ante el juez que investiga las presuntas irregularidades en la SGAE, el otro medio se fijo, sobre todo, en Teresa Bueyes, la abogada elegida por el cantante que es, también una gran estrella.

Bueyes es una habitual de los casos en los que se implica a los famosos de la prensa del corazón, fauna en la que tiene multitud de clientes, hasta el punto de que gran parte de su jornada laboral transcurre entre los juzgados de Madrid y Alcobendas con competencias en pleitos relacionados con Antena Tres y Telecinco. 

Pero no sólo eso. Sus conocimiento y su 'verbo claro' la convierten en una estrella en si misma, capaz, y bien dispuesta, de figurar en los mismos programas que sus clientes. De hecho, tiene manager, Toño Sanchís, el mismo que dirige los destinos profesionales de la mismísima Belén Esteban.  

Por eso, quienes la conocen, no se sorprendieron de la versión que aportó ayer a la salida del juzgado para explicar los verdaderos motivos de que Ramoncín tuviera que declarar durante tres horas delante del juez. En realidad, se trata de un caso complicado, con muchos tecnicismos referentes a los derechos de autor y, por eso, los jueces aprovecharon que tenían allí a un imputado experto en la materia para que les asesorase.

Cierto o no, hay otras muchas cosas alrededor de esta simpática abogada que también podrían ser dudosas. Y falsas, porque cuenta con algunos detractores. Por ejemplo, quienes la 'acusan' de llevarse mal con el juez Marcelino Sesmero, de la Asociación Francisco de Vitoria, contra el que habría firmado una petición en 'change.org' para exigir a los jueces que no le falten al respeto a los abogados. Este extremo no está comprobado, aunque sí es cierto que en la página web en cuestión alguien que dices ser Teresa Buyes, lo ha hecho.

Y también tiene un enemigo íntimo. El otro gran abogado mediático, Javier Saavedra, a quien habría logrado inhabilitar temporalmente como consecuencia de la guerra de denuncias cruzadas que se deriva de la denuncia por estafa que ella interpuso contra él por cuenta de  Gina Lollobrigida y Javier Rigau.

Aún así Bueyes, goza de buena reputación en el ambiente y quizá con la defensa de Ramoncín pueda conseguir que más de uno la tome en serio y cumplir algunos de sus deseos expresados en entrevistas recientes, donde ha explicado que le gustaría, por ejemplo, defender a las familias del Madrid Arena, para evitar que se cometieran más abusos como los que tuvieron lugar allí. Y puede ser la persona adecuada para este tipo de causas, según algunos observadores. Al fin y al cabo conoce a la noche y a algunos de sus protagonistas mejor que casi nadie.