El nieto de Cantinflas confiesa que la familia dilapidó su herencia en drogas y alcohol

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Mario Moreno Bernat, tercer nieto del desaparecido humorista mexicano Mario Moreno “Cantinflas”, señal que tras la muerte de su abuelo él y su familia se dedicaron a gastar la herencia del actor en drogas y en alcohol.

Moreno Bernat, de 20 años, señaló que sus padres Mario Moreno Ivanova y Sandra Bernat le inculcaron una vida de vicios, y una vez que se dejó atrapar por esa vida, le echaron de su casa y lo dejaron vivir como un mendigo.

El nieto de Cantinflas confesó que en compañía de su padre solo se dedicaba a beber y gastar dinero gracias a la fortuna de su abuelo, pero cuando se fue a vivir con su madre fue aún peor ya, “comenzamos a beber juntos casi diario, era como una competición”.

Cuando su madre se dio cuenta de que Bernat le robaba para irse de fiesta, lo echó y él tuvo que vivir como indigente y pedir limosna para comer.
“Mi madre cayó en alcoholismo por depresión y mis hermanos son adictos a las drogas”, reconoció el nieto del famoso actor.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA