Alemania quita a España su ‘trono’ de favorita en las apuestas online

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Bien por jubilación, bien por asuntos personales o por el fin de sus mandatos, numerosos presidentes de cajas de ahorros españolas abandonarán sus cargos a lo largo de este año, en coincidencia con una crisis financiera que obligará a una reestructuración total del sector. Cataluña será en la que más relevos se producirán en las presidencias durante este año, en un momento en que el presidente Montilla pretende alentar un proceso de fusión entre las cajas catalanas.


El pasado mayo Jaume Ribera ya fue nombrado nuevo presidente de Caixa Terrasa en sustitución de José Manuel Sánchez Rojas y a lo largo de este año, Arcadi Calzada y Valentí Roqueta también tendrán que abandonar sus puestos como presidentes respectivamente de Caixa Girona y Caixa Manresa.


Bajando por la costa levantina, Vicente Sala dejará su puesto el próximo lunes en la Asamblea General de la Caja del Mediterráneo (CAM), tras la cual la Comisión de Control anunciará probablemente a Modesto Crespo como su sustituto. Las dos cajas extremeñas también registrarán cambios en su cúpula a pesar de los rumores de fusiones. Así, Francisco García Peña será el próximo presidente de Caja de Badajoz, en sustitución de José Manuel Sánchez Rojas, según el acuerdo alcanzado por el PSOE y el Partido Popular. Jesús Medina Ocaña, presidente de la otra entidad de ahorro de la región, Caja Extremadura, también termina su mandato este año.


En País Vasco, Xabier de Irala dejará la presidencia de la caja de ahorros Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK) el próximo 31 de julio por motivos de salud. El propio Irala ha recomendado a Mario Fernández, un ‘histórico’ del PNV que integró el primer Gobierno nacionalista en el País Vasco con Garaicoetxea al frente, para sustituirle. Un caso diferente es el de Julio Fernández Gayoso, presidente de Caixanova. El decano del sector, con más de cincuenta años en la entidad gallega, abandonará su cargo por jubilación, tras haber cumplido ya 75 años. Las dudas se instalan en el caso de Miguel Blesa y su lucha por mantenerse a flote en Caja Madrid en pugna con Esperanza Aguirre, aunque finalmente parece que el próximo otoño abandonará su puesto. José Folgado, alcalde de Tres Cantos, será probablemente su sustituto.


A un plazo medio, entre los presidentes que abandonarán su puesto en breve se sitúa también Braulio Medel. El presidente de Unicaja, que lo fue también de la CECA, tiene previsto dejar su puesto a principios del próximo año al finalizar su mandato. La única opción para seguir ostentando la presidencia pasaría por una eventual fusión de su entidad. Tras el fallido intento de absorción de CCM, la caja malagueña ha iniciado conversaciones con la cordobesa Cajasur, que entra en todas las quinielas como una de las entidades más afectadas por la crisis, con la tasa de morosidad más alta del sector.


También a principios de 2010 tendrá que dejar su cargo Juan Ramón Quintás como presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), después de que el pasado septiembre ya tuviese que dejar su puesto como director general de la organización a José Antonio Olavarrieta al llegar a la edad de jubilación (65 años).

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA