«Juego de Tronos» y «Veep» vuelven a triunfar en los premios Emmy

Premios Emmy
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La serie de fantasía «Juego de Tronos», actualmente en su sexta temporada, logró imponerse en total en 12 categorías. Las series televisivas de HBO «Juego de Tronos» y «Veep» se alzaron hoy por la noche con los máximos premios de la 68 edición de los premios Emmy en Los Angeles, en una ceremonia televisada que arrojó algunas risas y pocas sorpresas.
 
La serie de fantasía «Juego de Tronos», actualmente en su sexta temporada, logró imponerse en total en 12 categorías, entre ellas mejor serie dramática, tras partir con 23 nominaciones. De esta manera igualó la cosecha de galardones que alcanzó en 2015.
 
En tanto, la sátira política «Veep» también pudo repetir su triunfo de 2015 como mejor serie de comedia. Estaba nominada en 17 rubros, aunque prevaleció en solamente tres.
 
Uno de ellos fue para su protagonista Julia Louis-Dreyfus, quien obtuvo su quinta victoria consecutiva como mejor actriz en el rubro. Louis-Dreyfus interpreta en «Veep» a la desbordada presidenta Selena Meyer.
 
Mientras, el galardón para el mejor actor en serie de comedia recayó nuevamente esta noche en Jeffrey Tambor, por su composición de un padre de familia transexual en la serie «Transparent».
 
De esta manera, la 68 edición de los galardones, que contó con Jimmy Kimmel como moderador, premió en estas cuatro categorías a los mismos nombres del año pasado.
 
Unos 20.000 miembros de la Academia de Artes y Ciencias de la Televisión estaban habilitados para votar entre las series que se emiten en horarios centrales.
 
Estos jurados se inclinaron en cambio por nuevos aires en las categorías de actores de serie dramática: Rami Malek -nominado por primera vez- por su labor como hacker en «Mr. Robot» y Tatiana Maslany por sus múltiples roles en «Orphan Black».
 
Varios ganadores aprovecharon para hacer referencia con sorna a la campaña electoral de Estados Unidos desde el escenario del Microsoft Theater.
 
Louis-Dreyfus utilizó su discurso de aceptación del galardón como plataforma para una parodia de disculpa por «el actual clima político».
 
«Creo que ‘Veep’ demolió el muro entre comedia y política», aseveró. Si el candidato republicano Donald Trump gana la presidencia, prometió «reconstruir ese muro y hacer que lo pague México».
 
El comediante Kimmel, en tanto, reprendió en su discurso de apertura a Mark Burnett, quien produjo «The Apprentice», el reality show que convirtió a Trump en un nombre familiar en Estados Unidos.
 
«¿A quién debe culparse por el fenómeno Donald Trump?», preguntó Kimmel. «A ese tipo», dijo, en referencia a Burnett. «Si (Trump) es elegido y construye ese muro, la primera persona a la que culparemos es Mark Burnett».
 
En la categoría de miniserie, hubo una lluvia de premios para «The People v. O.J. Simpson: American Crime Story», sobre el proceso por asesinato a la famosa estrella de fútbol americano en 1995.
 
Con sus diez episodios, no solamente cosechó el galardón a mejor miniserie, sino que también ganaron como mejores actores protagónicos Sarah Paulson y Courtney B. Vance. Además Sterling K. Brown fue elegido como mejor actor de reparto en una miniserie.
 
Considerando la gala previa Creative Arts Emmy, «The People v. O.J. Simpson: American Crime Story» reunió nueve galardones, o sea que se ubicó segunda detrás de «Juego de Tronos».
 
Kimmel elogió las ofertas televisivas de este año, señalando que «tras 68 años, la televisión aún logra sorprendernos», mientras que el jefe ejecutivo de la Academia de Televisión Bruce Rosenblum manifestó que la «televisión domina el paisaje global del entretenimiento».
 
Pero en medio de todas las autocongratulaciones, una de las ganadoras se mantuvo alejada de la ceremonia: Maggie Smith («Downton Abbey»), quien se consagró como mejor actriz de reparto en serie dramática.
 
Con el trofeo de Smith en sus manos, Kimmel aseguró que no le sería enviado a la actriz de 81 años por correo. «Maggie, si quieres esto, estará en objetos perdidos», bromeó.