‘St. Vincent’, una película de Theodore Melfi

St Vincent
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Un excelente reparto capitaneado por Bill Murray sobresale en esta comedia sobre un viejo cascarrabias que ya hemos visto muchas veces. Películas como ‘Up’ o ‘Gran Torino’ narran la historia de un viejo cascarrabias peleado con el mundo cuyo corazón se ablanda al conocer a un pequeño inocente que le recuerda el lado más amable de la vida. Una propuesta similar, ‘St Vincent’, nos llega ahora de la mano del debutante Theodore Melfi, quien ha sabido rodearse de un reparto excelente para levantar un argumento poco original.

Con un gran Bill Murray a la cabeza, unas sorprendentes Melissa McCarthy y Naomi Watts cambiando de registro y el descubrimiento del pequeño Jaeden Lieberher, la cinta ha logrado colarse entre las nominadas a la mejor película de comedia en los Globos de Oro.

Murray es el ‘santo Vincent’, un jubilado alcohólico, adicto al juego y con numerosas deudas que se divierte con una ‘dama de la noche’ (Naomi Watts). No parece un buen ejemplo para un niño, pero su nueva vecina (Melissa McCarthy) se ve obligada a dejarle al cuidado de su hijo Oliver (Jaeden Lieberher).

Aunque la historia ya nos suena, Melfi, que también ha escrito el guión, aporta algunos detalles destacados, como el cuadro de personajes imperfectos o la fusión de comedia y drama. Es el primero de estos géneros el que mejor funciona, gracias, sobre todo, a las interpretaciones, mientras que el episodio más sentimental se alarga y subraya demasiado (¿El toque de los hermanos Weinstein, los productores de la cinta, para hacer de ella una película más ‘oscarizable’?).

Pero el mayor acierto de Melfi es la dirección de actores. Sin duda, su mano ha tenido mucho que ver en el buen hacer de los intérpretes. Por encima de todos, brilla el protagonista, Billl Murray, en un papel que parece hecho a su medida: un personaje cómico que le permite dar rienda suelta a su expresividad, sus marcados gestos y su gracia innata. También ha sido nominado a los Globos de Oro por este trabajo.

Al protagonista de ‘Atrapado en el tiempo’ le acompaña el pequeño Jaeden Lieberher, capaz de darle réplica con naturalidad, mientras que Melissa McCarthy se libera del papel de bufón de siempre para dar vida, con gran acierto, a un personaje más contenido que los que nos tiene acostumbrados. Naomi Watts es la más exagerada, quizás porque su personaje así lo requiere.

Ellos son el principal atractivo de esta comedia amena, divertida y estimulante, que no busca más que hacer reír (y echar alguna que otra lágrima). La historia, sencilla y previsible, va sucediéndose, con alguna escena más destacada que otra, hacía un final con exceso de melodrama que resta puntos a todo lo anterior.

‘St Vincent’ es una película para los fans de Murray, para aquellos que quieren ver al actor de ‘Los cazafantasmas’ o ‘Lost in Traslation’ en uno de sus mejores registros o, simplemente, para quienes quieren pasar un rato divertido. No tiene más pretensiones.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA