Losantos ataca a El País, a la Ser y al abogado que pide su imputación y la de otros directivos de Libertad Digital

Federico Jiménez Losantos
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Libertad Digital ha contestado a los medios que se han hecho eco de la querella que pide la imputación de Jiménez Losantos recordando que su autor es Gonzalo Boye. Desde Libertad Digital han contestado a los medios que se han hecho eco de la acusación particular que ha solicitado, a raíz de la ampliación de capital llevada a cabo por el diario digital con dinero supuestamente procedente de la ‘caja b’ del PP, la imputación de sus ocho consejeros, entre los que se encuentra Federico Jiménez Losantos.

Personificando la respuesta en la Cadena SER, Libertad Digital aclara que la Asociación Observatori per al Compliment de la Declaració Universal dels Drets Humans en els Drets Economics, Socials i Culturals, que es quien ha solicitado la imputación, “está representada por el abogado Gonzalo Boye, que fue condenado por un delito de terrorismo por el que cumplió 10 años de prisión”.

“El sustento de la querella no puede ser más disparatado”, continúa diciendo el diario que preside Losantos antes de añadir que ésta “se basa en la información falsa publicada este martes por El País y desmentida por Libertad Digital, que decía que el PP había adquirido la mayoría de las acciones en la ampliación de capital de 2004”.

En su respuesta, el portal explica que “el disparate de la querella está en obviar que las acciones salían con una prima de emisión de 100 euros. Así, lo recaudado por cada acción son 110 euros (los 10 euros de valor nominal más 100 euros de prima de emisión)”. “Por tanto”, subraya, “en una operación matemática de lo más sencilla, incluso al alcance de un periodista de El País o del abogado Boye, basta con multiplicar las acciones emitidas (43.400) por el valor nominal (10 euros) más la prima de emisión (100 euros) para llegar al desembolso total recaudado en la ampliación de capital: 4.774.000 euros”.

En cambio la querella dice lo siguiente: “De acuerdo con ambas informaciones y los documentos de contraste obrantes en las actuaciones, habría un diferencial entre la ampliación declarada (434.000 euros) y el dinero recibido 572.400 euros de exactamente 138.400 euros, cantidad que superaría el monto establecido en el artículo 305 del Código Penal en caso de no haberse declarado ante la Hacienda Pública”.

Libertad Digital termina su réplica recordando que “el autor de semejante disparate en forma de querella es Gonzalo Boye, ex miembro del MIR chileno que estuvo diez años en la cárcel en España por participar en el secuestro de Emiliano Revilla en 1989, es decir, por colaborar con ETA”.