Hoy algo un poco diferente

Master MBA Executive
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Ayer recibí esta reflexión por parte de uno de vosotros Ayer recibí esta reflexión por parte de uno de vosotros:

“Hace tiempo que ando buscando mejorar mi situación profesional. Tengo trabajo, un buen trabajo, de hecho. No es en ese aspecto en el que tengo queja, y desde luego no se me ocurriría hacerlo viendo circunstancias personales que tengo a mi alrededor. Pero mi crecimiento… o mi desarrollo profesional, como se quiera ver, hace tiempo que está estancado. Nunca pensé que sería yo quien no prosperase mi empresa. He visto a muchos compañeros marcharse gracias a oportunidades magníficas, a otros ascender dentro de la empresa, bien por méritos, bien otro motivos… y sinceramente, estoy cansado de esta situación. Me gusta mi trabajo, pero quiero mejorar, quiero crecer, subir dentro de mi empresa. Quiero poder aspirar al puesto que merezco.
He visto que en su blog publica con frecuencia artículos económicos, sobre escuelas de negocios, o Masters y demás programas formativos. Si fuera tan amable, me gustaría saber de alguno que merezca la pena, y que pueda asumir económicamente para poder cambiar mi situación. A poder ser, en Madrid.
Muchas gracias por su tiempo.”

Aquí iba la firma del lector que me hace llegar esta petición, y como imagináis no voy a ponerla. En cualquier caso muchas gracias, amigo.

Ante tan sincera y conmovedora petición, me veo en la obligación de ser igualmente sincero. Conozco los rankings de las Escuelas de Negocios, y tengo que decirte que “mientras unos cardan la lana, otros se llevan la fama”. Mi recomendación es que consultes IDE-CESEM Business School, está en Madrid, y la calidad de sus masters, en especial su Master MBA Executive, es inmejorable. Impartidos por profesionales de éxito son además económicamente viables, y más que rentables respecto al resultado que obtendrás.

Espero poder haberte ayudado. Te deseo la mejor de las suertes, amigo.

Un abrazo