TVE ‘olvida’ preguntar por el ébola a Güemes, exconsejero madrileño de Sanidad

Juan José Güemes, exconsejero madrileño de Sanidad
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El titular de Sanidad de la Comunidad de Madrid entre los años 2007 y 2010 se ha pasado por los estudios del 24 Horas. Ni una pregunta sobre la crisis del ébola. El Canal 24 Horas de TVE ha contado en la tarde de este miércoles con un invitado de excepción para glosar la actualidad informativa del momento. Juan José Güemes, exconsejero madrileño de Sanidad, ha acudido al plató en su condición de profesor del IE-Business School, pero la crisis de ébola que acapara todos los titulares ha brillado por su ausencia en el breve coloquio.

En los poco más de 15 minutos que ha durado el coloquio en el espacio ‘La hora económica’ del programa ‘La tarde en 24 horas’ ha habido tiempo para hablar de las tarjetas opacas de Caja Madrid, de las críticas de CiU a los Presupuestos Generales del Estado y de un evento de start-ups que estos días se celebra en Madrid. Sin embargo, y a pesar de que la crisis del ébola ocupa buena parte de la programación de la cadena, Juan José Güemes no ha sido preguntado por un asunto que en ningún momento ha entrado a valorar motu proprio.

Güemes fue responsable de la cartera de Sanidad que ahora dirige el popular Javier Rodríguez en la Comunidad de Madrid entre 2007 y 2010. Tres años después fue imputado por delitos de cohecho y prevaricación junto con Manuel Lamela por la privatización de la atención sanitaria de varios centros hospitalarios de la región además de algunos servicios auxiliares. En ese tiempo estuvo vinculado a varias empresas privadas del sector para después dedicarse más profundamente al mundo del emprendimiento.

Así se entiende que la mayoría de la charla en los estudios del 24 Horas haya versado sobre la South Summit organizada por Google en Madrid y de la que el propio Güemes es destacado protagonista. El ahora profesor ha sido comedido en críticas a los gestores de Caja Madrid, más duro con el clima político catalán, prolijo en asuntos tecnológicos y mudo sobre unas cuestiones del ébola que ni siquiera se ponían sobre la mesa del espacio vespertino.