Cómo ha aumentado el consumo de marihuana durante el encierro

Cannabis

Cannabis

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La pandemia del covid-19 ha ocasionado cambios relevantes en la vida de toda la población. Cada país ha implementado medidas de contención del virus que han hecho reducir el contacto social de las personas, ya sea por encierros domiciliarios o por toques de queda. Esto ha ocasionado, que el consumo de cannabis aumente durante estos meses, pero según Observatorio Europeo de las Drogas y Toxicomanías (EMCDDA, en sus siglas en inglés) esto no es nada nuevo, ya que el incremento de su consumo era ya una tendencia. También se han visto el incremento de tiendas online de semillas para que los usuarios puedan cultivar el cannabis en su propio domicilio y evitar así los problemas derivados de las restricciones de movilidad.

Por su parte, desde Frontiers explican que en todo el mundo, unas 192 millones de personas habrían consumido cannabis a lo largo del año. Además, realizaron un estudio en los Países Bajos para medir el consumo de esta droga durante el bloqueo del país en marzo de 2020. Para ello, realizaron una encuesta a 1.563 consumidores habituales de esta sustancia, de los cuales, inicialmente el 67% consumía cannabis casi a diario. Durante el estudio, el 41% de los encuestados indicaron que su consumo había aumentado durante las semanas de encierro. De los que el 49,4% consumía con tanta frecuencia como antes, el 6,6% con menor frecuencia y el 2,8% lo había dejado temporalmente.

Desde el Journal of Addictive Diseases comentan que este incremento del consumo es derivado de las situaciones de estrés que ha generado la pandemia. Ante el desconocimiento de lo que podría derivar el covid-19, las personas han aumentado el uso del cannabis para hacer frente a la ansiedad y el estrés. El estudio de Journal of Addictive Diseases muestra que el 91% de los consumidores de cannabis medicinal, con algún tipo de trastorno mental, han aumentado el consumo de este estupefaciente. Mientras que las personas que no sufrían ningún tipo de problema de salud mental solo incrementaron su uso en un 65,3%.

Según el último informe del Observatorio Europeo de las Drogas y Toxicomanías, el cannabis es la sustancia más empleada por los europeos y a su vez, la más disponible en el continente, donde se produce tanto a nivel nacional como exportación. Además, matizan que la forma de comprar este producto se ha visto alterada por las restricciones de movilidad. Por ello, se está priorizando su adquisición por mercados online, que evitan el cara a cara y que llevan el producto a la puerta de la casa del consumidor.  Aunque cuando estas medidas se han suavizado, se ha vuelto en parte al modelo minorista anterior.

Por otro lado, el covid-19 ha demostrado que es más sencillo para los consumidores el tener su propia fuente de cannabis. Debido a ello, han proliferado las tiendas especializadas en venta de semillas de cannabis, para que la propia persona pueda cuidar de sus plantas en su propia residencia, sin tener que tratar con un intermediario para la adquisición del cannabis. En España, el Código Penal establece que no es un delito el consumo, posesión y cultivo de cannabis siempre y cuando sea para consumo propio y no sea destinado al tráfico.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish