¿Cómo afectan la tecnología blockchain al mercado financiero?

Blockchain
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Vivimos dentro de sistemas tan sólidos y con tradiciones tan asentadas que, en muchas ocasiones, nos resulta imposible pensar que las bases en las que se sustenta nuestra existencia puedan cambiar de forma significativa. Esta forma de ver el mundo también la aplicamos al sistema financiero. Nos parece impensable que pueda verse modificado de manera drástica, sin embargo, eso mismo es lo que lleva ocurriendo desde 2.008 con el estallido de la crisis y la llegada de las criptomonedas y el blockchain.

La dura crisis económica desatada en el año 2008 trajo consigo una gran devaluación de las monedas tradicionales que propició la aparición de un nuevo sistema financiero digital con el que las inversiones resultaban más seguras y se encontraban a salvo de la caída que estaba viviendo la economía.

Dentro de este nuevo sistema financiero se produjo la aparición de nuevas monedas digitales. Entre ellas, el bitcoin fue la responsable de abrir las puertas a un nuevo modo de hacer economía. Otras criptomonedas siguieron al bitcoin en esta andadura en la que ya se perfilan como protagonistas del futuro financiero.

¿En qué consiste esta nueva tecnología?

Dentro de las criptomonedas, el bitcoin es la más popular de ellas. Fue la primera en surgir y la que ha ido abriendo el camino a las operaciones con este tipo de dinero digital.

El bitcoin

El bitcoin, como ya hemos visto, nace al calor de la crisis económica desatada en 2008 como alternativa a las monedas tradicionales que se han visto devaluadas. El objetivo de esta criptomoneda es el de poder realizar operaciones en Internet.

Se trata de dinero intangible que funciona como una cuenta bancaria. Es decir, a medida que realizas operaciones con esta moneda tu saldo decrece al igual que ocurre con los euros en el banco. La diferencia es que el bitcoin nunca lo vas a poder materializar, siempre será una moneda virtual.

La principal característica del bitcoin es que no está controlada por ningún organismo ni público ni privado. Son los propios usuarios, mediante sus transacciones, quienes manejan las fluctuaciones de esta moneda. O, lo que es lo mismo, el bitcoin está sujeto a las leyes de oferta y demanda, por lo que no es posible que ninguna institución pueda controlar su valor a través de su producción.

La teconología Blockchain

Como ya has visto a lo largo de este artículo, el bitcoin es una moneda virtual que se utiliza en Internet, por lo que necesita de una tecnología específica para funcionar en la red. Esta tecnología se denomina Blockchain. A través de este sistema de transmisión de datos, estos viajan por la red de una manera muy segura gracias a su sistema de encriptación. Además, las transacciones no requieren de un intermediario centralizado, por lo que no hay nadie que controle quien emite los datos, sino que la información viaja en bloques independientes que no tienen que mantener ningún grado de confianza entre sí. Este sistema es el que posibilita que las operaciones con bitcoin sean muy difíciles de rastrear.


El auge de las criptomonedas en los mercados financieros

Las criptomonedas nacieron para hacer frente a la devaluación de las monedas tradicionales al comienzo de la crisis económica que estalló en 2008. Como consecuencia de esa devaluación del dinero muchos inversores vieron como sus ahorros, sus acciones y sus negocios perdían valor a gran velocidad. Para hacer frente a esta situación nacen las monedas digitales que, fuera del alcance de los organismos oficiales, son capaces de mantener su valor a pesar de la caída del capital en los mercados tradicionales.

En poco tiempo, los usuarios se dieron cuenta de que resulta más estable invertir en estas nuevas monedas, ya que su fluctuación depende de la oferta y la demanda. Las criptomonedas pasaron de ser un elemento secundario en las transacciones financieras a ser las protagonistas.


Cómo afectan las criptomonedas al mercado financiero

La aparición de este tipo de dinero virtual ha obligado al mercado financiero a actualizar su funcionamiento para adaptarse a este nuevo escenario.


Uso de criptomonedas en las transacciones

El uso de este tipo de monedas cada vez es más habitual, tanto entre empresas y consumidor final, como entre las propias marcas de productos y servicios. El hecho de que no existan comisiones por intermediar en las operaciones y que estas sean automáticas, sin importar el lugar de donde proceden, hace este tipo de operaciones muy atractivas.

Hace ya algunos años que se han desarrollado startups para facilitar este tipo de transacciones.


Emisión de valores

Bitcoin es una red mundial a la que se puede unir cualquier individuo, en cualquier momento y desde cualquier lugar. Es, por tanto, la mayor gestora de distribución de fondos que existe actualmente. Hace ya varios años que se han creado nuevos protocolos de emisión de valores que se adapten a la tecnología usada por estas criptomonedas, lo que da una idea de la importancia que tendrán en el futuro.


Las criptomonedas y su impacto en el mercado internacional

El mercado internacional basa su funcionamiento en la financiación, que asegura los pagos. El bitcoin está preparado para sustituir letras de crédito bancario sin necesidad de pasar por un banco y pagar sus comisiones. La tecnología Bitcoin permite, así, que las partes implicadas en una operación puedan comprobar tanto la solvencia del que compra como la calidad de los productos o servicios que se venden sin necesidad de pagar a un tercero por ello.

Como hemos visto a lo largo de este artículo, el bitcoin junto con el resto de criptomonedas, ha pasado de ser un elemento secundario en el mercado financiero a ser el verdadero protagonista. Su control por parte de los usuarios, dejando al margen a Estados y entidades bancarias, hacen de ellas una forma segura y estable de inversión.

A lo largo de 2018 habrá que estar atentos a la evolución de estas monedas y al blockchain, la tecnología que está detrás y que permite un mayor grado de seguridad y de anonimato en sus transacciones. El bitcoin cada vez va ganando más peso en las operaciones financieras y se augura que este año su precio llegue a los 50 000 $.