Ciudadanos achaca su rechazo a la prisión permanente revisable al pacto de 2016 con Pedro Sánchez

Pedro Sánchez y Albert Rivera
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

En febrero de 2016 Pedro Sánchez, de la mano de Ciudadanos, intentó salir presidente del Gobierno. Para ello, pactaron una serie de programa para la sesión de investidura que fue rechazado. Sin embargo, dos años después y con diversos acuerdos de por medio, la formación naranja ha culpado a lo firmado con el PSOE por aquella época para justificar su rechazo a la prisión permanente revisable.

El portavoz de Justicia de Ciudadanos y vicepresidente primero del Congreso, Nacho Prendes, ha señalado que lo pactado con el PSOE incluía la derogación de la prisión permanente revisable. Y, aunque el acuerdo quedó en agua de borrajas, el diputado ha destacado que cuando se hacen pactos hay que “hacer renuncias” y “no imponer”.

En este sentido, el parlamentario de la organización naranja ha querido aclarar que en ningún momento votaron a favor de suprimir esta medida. “Esa falacia que ha extendido el PP no es cierta”, ha matizado, tal y como ha recogido Europa Press. Aun así, ha explicado que la postura de Ciudadanos tiene que ver más con que haya un cumplimiento “efectivo y riguroso” de las penas por crímenes “horrendos”.

En concreto, los de Albert Rivera han abogado por hacer más difícil el acceso al tercer grado y a los permisos penitenciarios en el caso de delitos graves, para que, según ha apuntado Prende, no haya personas condenadas por delitos muy graves o con la prisión permanente revisable “que a los 15 años puedan estar en la calle”. “Eso no es una cuestión de que exista prisión permanente o no, sino de una medidas de acceso al tercer grado que se acomoden a la gravedad de los delitos. Otros debates buscar tergiversar la posición de Ciudadanos”, ha señalado.