Cambios en el ajedrez Cuba-EEUU

Cuba La Habana capitolio

Se han movido fichas. Dos de los principales negociadores en los diálogos sostenidos entre las autoridades cubanas y las norteamericanas han tomado otros derroteros esta vez como embajadores. Una, camino de Canadá; otro, hacia Madrid.

Josefina Vidal Ferreiro, la jefa por la parte cubana en las conversaciones con la administración de Barack Obama y reconocida internacionalmente como una mujer brillante en sus funciones, juró junto a 37 de sus compañeros, el cabal cumplimiento de sus nuevas tareas frente al presidente Raúl Castro en el Palacio de la Revolución. En el 2015 Vidal figuró en el listado de los pensadores más prominentes Global Thinkers, de la revista Foreing Policy.

Al mismo tiempo, Gustavo Machín, segundo al mando de Vidal Ferreiro en la Dirección para EEUU, del Ministerio de Relaciones Exteriores, ha sido nombrado como embajador en España. Machín, de larga ejecutoria en Exteriores, es hijo de Gustavo Machín de Beche, comandante del Ejército Rebelde fallecido durante la guerrilla junto al Che Guevara en Bolivia en 1967.

Ambos nombramientos son interpretados por analistas locales como una promoción del quehacer diplomático de ambos y, al mismo tiempo, un indicador por las claras, que serán otros los que ocuparán mesa de negociaciones si es que Donald Trump desea hacerlo.