Borrell admite las reticencias de Austria y otros países para relanzar la misión ‘Sophia’ en el Mediterráneo

Josep Borrell ante la prensa en Bruselas
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, ha admitido este lunes las discrepancias existentes entre los países del bloque para cerrar un acuerdo para retomar la operación militar ‘Sophia’, apuntando a que el tema se puede posponer a la siguiente reunión del Consejo de Asuntos Exteriores (CAE). Preguntado por el bloqueo de Austria a relanzar la misión naval en el Mediterráneo, el jefe de la diplomacia europea ha señalado que «hay más de un país» que rechaza reanudar la operación. «Cuando te acercas a tomar una decisión, muchos otros muestran reticencias», ha declarado a su llegada al CAE, sin querer concretar a qué países se refiere.

Así, Borrell ha reconocido los problemas para acordar un plan, que requiere la unanimidad de los Veintisiete, y se ha abierto a posponer el asunto al próximo CAE del mes de marzo. «No creo que hoy podamos. Pero tampoco estamos apurados, se puede abordar en el próximo Consejo», ha afirmado, apuntando a que hay capitales europeas que creen que se necesita realizar más evaluaciones antes de tomar una decisión que pueda tener un «efecto llamada».

Hasta ahora países como Austria o Hungría han planteado su firme oposición a dotar de barcos a la operación ‘Sophia’, luego hay otra serie de países que muestran su preocupación por el conflicto derivado del desembarco de migrantes, ese sería el caso de Italia, aunque, en todo caso, el Ejecutivo de Roma no se cierra en banda a reactivar las actividades marítimas de ‘Sophia’, como apoya la mayoría de los Veintisiete, incluida España.

La operación ‘Sophia’ permanece sin barcos desde marzo de 2019 por la falta de compromiso del anterior Gobierno de coalición italiano entre la Liga y el Movimiento 5 Estrellas. Viena, que ha liderado la oposición a la iniciativa de la UE de dotar de barcos la misión, rechaza «decisiones rápidas que puedan crear problemas adicionales» y apunta que la presencia de buques de la UE tendrá un «efecto llamada» para la migración desde el norte de África.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA