Bildu carga contra el PNV por su acuerdo con el PP sobre el Cupo

Oskar Matute, Portavoz de Alternatiba
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El proyecto de Presupuestos de 2017 llega este miércoles al Congreso de los Diputados con el debate de las enmiendas a la totalidad con todas las miradas puestas en el PNV. Los jeltzales negocian con el PP su apoyo a las cuentas públicas. Un ‘sí’ que pasa por un pacto sobre el Cupo. Algo sobre lo que ha advertido EH Bildu. “Nos ata con un contrato de permanencia de 15 años”, ha avisado el parlamentario de la coalición soberanista Oskar Matute.

En declaraciones a Onda Vasca recogidas por Naiz, el representante de EH Bildu ha defendido que la única decisión ante los Presupuestos del Gobierno de Mariano Rajoy era la de presentar una enmienda a la totalidad. Estas cuentas “siguen la senda de años anteriores, profundizando en los recortes, tienen una lógica recentralizadora y representan una negación sistemática de los derechos individuales o colectivos”, según Matute.

“La enmienda a la totalidad era la única salida que nos quedaba ante un Gobierno que devalúa la democracia con sus prácticas corruptas”, ha denunciado el dirigente de la coalición soberanista, que ha destacado que el PP es “un partido atravesado por la corrupción”.

Para Matute sería una “sorpresa enorme” que el PNV apoyase alguna de las siete enmiendas a la totalidad presentadas y ha explicado que se trata de unas cuentas que “desde aquí, de forma mayoritaria, siempre hemos sostenido que hacían perder dignidad a las personas, nos negaban nuestros derechos y percutían en un modelo económico que aumenta las desigualdades al provocar que la riqueza quede en pocas manos mientras la ciudadanía es cada día más pobre”.

Asimismo, según Naiz, ha reiterado que apoyar estos presupuestos supone sostener a un gobierno “atravesado por la corrupción no es la mejor lección que se puede lanzar a la ciudadanía, ya que lo que toca es quitárselo de encima cuanto antes porque los desmanes que hacen en Madrid también los pagamos en Euskal Herria”.