Bélgica supera el medio millar de contagios y avisa de que es una «subestimación» de la cifra real

Una persona usa el gel de manos desinfectante
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Bélgica ha superado este viernes el medio millar de positivos por contagio de coronavirus tras sumar 153 casos en las últimas 24 horas, una cifra que en realidad supone una «subestimación» del alcance real de la pandemia en el país, según han avisado los expertos del Centro Nacional de Crisis.

«Es probablemente una subestimación de la cifra real porque privilegiamos el diagnóstico de las personas más gravemente enfermas y de quienes participan en los esfuerzos sanitarios, para que estén protegidos y evitar el contagio a otras personas vulnerables», ha indicado en una rueda de prensa uno de los expertos, Steven Van Gucht.

En total, desde el último balance del día anterior, Bélgica ha llevado a realizado 1.000 tests para detectar posibles contagios y ha confirmado 153 nuevos casos de Covid-19, lo que eleva el número de pacientes infectados a 556.

Las autoridades mantienen el nivel 2 de gestión de crisis pese al aumento de casos pero han tomado medidas adicionales para tratar de frenar su propagación y a partir de la próxima medianoche quedarán cerrados hasta al menos el 3 de abril restaurantes, bares y discotecas y se cancelan todos los «actos recreativos en Bélgica, ya sean deportivos, culturales o folclóricos», sin importar el aforo o el espacio en que se celebren.

Las tiendas podrán abrir durante la semana pero tendrán que cerrar el fin de semana, a excepción de las consideradas de primera necesidad –farmacias y alimentación– que no verán restringido su horario habitual.

Además cerrarán los centros escolares a partir de lunes hasta las vacaciones de Semana Santa y se recomienda a las universidades que opten por las clases a distancia para que los estudiantes puedan seguir online su formación. Las guarderías, sin embargo, seguirán abiertas.

La batería de nuevas medidas de prevención fueron anunciadas por el Gobierno federal a última hora del jueves y los expertos han avisado ya de que su impacto en la estrategia de contención no se podrá valorar hasta pasados entre cinco y diez días.