Aznar se ofrece “con mucho gusto” para reconstruir el “centroderecha nacional”

Mariano Rajoy y José María Aznar
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Todas las miradas estaban sobre José María Aznar tras la caída de Mariano Rajoy. Y el expresidente del Gobierno no ha decepcionado. “Soy consciente de que vivimos unos días animados”, ha empezado el antiguo líder del PP en su intervención. Pero ha querido lanzar un mensaje concreto: es necesario reconstruir el centroderecha nacional para lo que “contribuiría con mucho gusto”.

El presidente de honor del PP, que ha iniciado sus palabras de manera animosa y recordando que no se siente representado por “nadie”, ha hecho hincapié en sus años de gobierno. Mientras, la corrupción de sus ministros le salpica. Da igual: “Me siento muy orgulloso de los años de gobierno, estoy muy agradecido a quienes hicieron esos años posible”.

En este sentido, tras apuntar que España vive una crisis secesionista en Cataluña, así como de partidos y de liderazgos, Aznar ha querido dejar claro que la corrupción “es un cáncer que no podemos tolerar”. Pero ha lanzado un matiz: “Cada uno tiene que responder de sus actos. De mis actos respondo desde el primero hasta el último”.

Al mismo tiempo, el exlíder del Ejecutivo central ha declarado la guerra a quien lance acusaciones de corrupción contra su figura. “Han cruzado todos los límites. Se pretende manchar una trayectoria, una imagen y marcar un camino”, ha aseverado. En las últimas fechas, en el PP se ha criticado mucho los silencios de Aznar por la sentencia de la Gürtel y las detenciones de sus exministros.

“Soy el que era, con mis cosas buenas, regulares y malas; suelo cultivar silencios pero nunca el silencio irresponsable. En este momento, el silencio es una irresponsable. Solo estoy con los españoles y con quien se preocupa por ellos”, ha sentenciado el antiguo presidente del Gobierno.

Antes de abordar la corrupción del PP que le rodea y le rodeó, Aznar ha denunciado que en España hay “una crisis de partidos” y del que él ya advirtió. “Tres años atrás advertí de la necesidad de rectificar las políticas que se estaban realizando si el PP quería sobrevivir a crisis mayores. Solo recibí descalificaciones; hoy lo tengo que recordar”, ha reflexionado.

No obstante, el golpe decisivo del protagonista de la tarde ha llegado a la hora de hablar de futuro. “Es indispensable y necesario la reconstrucción de un centro-derecho nacional que recupere sus señas y que ofrezca un sólido proyecto”, ha avanzado. Momento en el que ha cargado, sin dar nombres, contra aquellos que han “dividido e infectado” lo que estaba “unido”.

A raíz de esa reflexión, Aznar ha ofrecido su ayuda para contribuir “con mucho gusto para que los españoles pudieran tener esa garantía de estabilidad” en forma de centroderecha. “No han sido los ciudadanos los que han dado la espalda a los partidos… han sido los partidos”, ha concluido.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA