Ayuso no piensa cambiar pese a las discrepancias con Génova: «Yo ya estaba aquí»

Isabel Díaz Ayuso y Alberto Núñez Feijóo

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha defendido este miércoles que ella no puede cambiar su rumbo y forma de pensar porque haya habido cambios en el PP.

«Hablamos de discrepancias pero es que yo ya estaba aquí. Me hace gracia cuando me intentan cambiar el rumbo y la forma de pensar de una u otra manera porque haya habido cambios en el PP», ha señalado en una entrevista en Cope, recogida por Europa Press, tras ser preguntada por su relación con el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, y por las posibles diferencias que pueden haber entre ellos.

Ayuso ha reivindicado que lleva siendo presidenta de la Comunidad tres años y defendiendo «las mismas políticas de la misma manera». A su parecer, «no se entendería ahora que por que haya habido cambios en el partido» ella fuese distinta.

«No puedo ser un producto de marketing ni una veleta que va buscando el mensaje según el momento. Todo el mundo sabe que yo estoy al servicio de España a través de Madrid y lo digo siempre: a través de Madrid. Este es mi sitio», ha declarado, al tiempo que ha defendido que se deja «la vida por la Comunidad».

La jefa del Ejecutivo autonómico ha subrayado que «si en la historia del PP a veces hay cambios, hay marejadas», ella tiene claro que su primera obligación está «como responsable público y luego también como dirigente popular». En todo caso, ha remarcado que las diferencias con el actual líder del PP «afortunamente» son «las mínimas» y en «matices».

Por otra parte, la presidenta madrileña ha sostenido que Feijóo es foco de las críticas del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, porque este está viendo que el ‘popular’ «se ha convertido en la alternativa».

«Creo que ya empiezan a asumir que nada es para siempre, que no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo. Yo creo que la pregunta no es si va a haber un cambio de gobierno sino cómo y cuándo se va a producir y por lo que estamos viendo no va a ser fácil. Empezarán a culpar a las comunidades autónomas, a los bancos, a las empresas, a los comerciantes, a los ciudadanos, de todos los males de este país pero, insisto, no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo», ha manifestado.

Para Ayuso, fruto de «esa desesperación» es «atacar a todo y especialmente al líder de la oposición que no ha hecho otra cosa desde que ha llegado que buscar consensos, entendimiento y trasladar propuestas sensatas y necesarias para España».