Aguirre cierra filas con Ayuso y presiona a favor de pactar con Vox en Castilla y León

Esperanza Aguirre e Isabel Díaz Ayuso

Esperanza Aguirre e Isabel Díaz Ayuso en una imagen de archivo. (Foto: PP de Madrid)

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre se ha posicionado sobre el escenario de pactos que se ha abierto tras las elecciones del pasado domingo en Castilla y León. Y lo ha hecho, para cerrar filas con Isabel Díaz Ayuso, que ayer abrió a Vox la puerta de un gobierno liderado por Alfonso Fernández Mañueco. Esta último defendió un ejecutivo “basado en la suma de intereses” y “que no nos importe lo que opine la izquierda sobre nuestros pactos”.

“Ayuso, con sus palabras, ha representado perfectamente a todos nuestros votantes”, afirmó anoche Esperanza Aguirre en una entrevista en Trece en la que defendió que el gobierno de Castilla y León debe decidirse en esa región y no en la dirección nacional del PP.

Según la exjefa del Ejecutivo madrileño, “Mañueco hace muy bien de hablar con todos y de ver las posibilidades que tiene, él quiere gobernar en solitario y creo que eso va a ser muy difícil”. Y es que, ha destacado, “tiene la presión de Génova”. Tras reconocer que no escuchó el discurso de Pablo Casado, ha señalado “que parece que quiere estar distante de extrema derecha y de extrema izquierda”. Algo que no comparte.

“Francamente, yo creo que el Gobierno que tenemos en la nación, que está con los comunistas, los bilduetarras y con los independentistas catalanes no se puede comparar con un partido constitucional como es Vox”. Y es que, ha remarcado, “muchos de sus votantes eran votantes nuestros”. “No coincido con él (Casado) en esto, no se puede distar lo mismo de los comunistas que los de Vox”, ha apuntado.

Tras rechazar los ‘cordones sanitarios’, Aguirre ha insistido en que “discrepo de Vox en varias cosas, pero hay otras en las que estoy de acuerdo y esas son las más importantes. En cambio, con los comunistas discrepo de todas”. Y ha incidido, “no se parece en nada a las discrepancias que tengo con Vox”.

Además de reiterar que debe ser Mañueco quien decida, la expresidenta madrileña ha asegurado que está de acuerdo con algunas de las condiciones impuestas por Vox para llegar a un acuerdo con el PP. “García-Garrido (el cabeza de lista de Vox) ha dicho que quiere derogar las leyes ideológicas de Zapatero, la ley de memoria histórica de Castilla y León y la ley de violencia de género, la que quita la presunción de inocencia a los hombres, me parece estupendamente que haga eso”, ha dicho.

Respecto a la posibilidad de una repetición electoral en Castilla y León, Aguirre ha lanzado el siguiente aviso: “Soy miembro del PP, entusiasta de Casado y sería tal disparate que podríamos acabar extraparlamentario”. Dicho esto, ha señalado que “decir que estamos igual de distantes de Pablo Iglesias que de Santiago Abascal me parece que no es acertado”. “En esto no estoy de acuerdo” con el líder popular, ha sentenciado.