Año XXV - Madrid, Martes 28 de Febrero de 2017

El 'regifting' o cómo sacarse unos euros con los regalos de Reyes no deseados

La venta de regalos que no han gustado en las plataformas 'online' de compraventa de productos de segunda mano es cada vez más habitual en España.

Menéame
Enviar noticia por mail
Centro comercial
Centro comercial
/ • 08:15

Los españoles se gastan en conjunto durante la temporada navideña millones de euros en regalos que realmente las personas destinatarias no querían. Antes solo había dos opciones para estos receptores decepcionados: quedarse con el regalo o cambiarlo en el caso de tener acceso al ticket. Pero las nuevas tecnologías han dado paso a una nueva vía para deshacerse de estos obsequios sacando provecho de ello: el denominado 'regifting'.
 
Cada vez es más habitual entre los españoles la venta de estos artículos en plataformas de compraventa de productos de segunda mano, como Wallapop, eBay o Vibbo. Según los cálculos realizados por esta última en su estudio anual sobre Regalos de Navidad, un tercio de los españoles reconocerlo haberlo hecho ya alguna vez.
 
“En un entorno como el actual, en el que la personalización y la inmediatez son aspectos fundamentales en el consumo, es lógico que aumenten las tendencias como el 'regifting', que suponen una solución eficaz para aquellos regalos que no nos encajan, pero que pueden ser perfectos para otros”, señala en un comunicado Beatriz Toribio, responsable de Estudios de la compañía.
 
“Durante las semanas posteriores al día de Reyes, los anuncios publicados aumentan entre un 5% y un 20%”, añade Toribio. Y es que, en la 'resaca' de la temporada navideña estas plataformas que facilitan la reventa entre particulares hacen su particular 'agosto'.
 
Como señalan desde la Univesitat Oberta de Catalunya (UOC) eBay promociona el 'regifting' con la posibilidad de ganar hasta 300 euros (Vibbo, sin embargo, apunta que las navidades pasadas los usuarios que decidieron vender regalos no deseados por Internet ingresaron una media de 144 euros cada uno).
 
Para August Corrons, profesor de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC, estamos ante un cambio de paradigma: “pasamos de la fórmula clásica de comprar, utilizar y tirar a un paradigma más integrador en el que no se trata tanto de tener cosas como de utilizarlas”. En su opinión
 
Considera que esta transformación es todavía incipiente, pero advierte de que dentro la denominada economía colaborativa, en la que se engloban estas plataformas, “muchas iniciativas corporativas aprovechan el concepto colaborativo para vender y en esencia no tienen nada que ver con la economía colaborativa porque su objetivo es hacer dinero”. En la misma línea se pronuncia Mayo Fuster, directora del grupo de investigación Dimmons de la institución, que apunta que iniciativas como Wallapop, que pese a crear nuevos circuitos de circulación de bienes, incentiva el consumo hasta el punto de que ya hay adictos a esta plataforma.

info

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar