www.elboletin.com
Edición testing    18 de enero de 2018

Arrimadas

Elecciones catalanas

Voces próximas al Ejecutivo deslizan su temor a un triunfo aplastante de Ciudadanos sobre los populares.

La presencia de Mariano Rajoy en la campaña electoral catalana ya es indicativo de lo difícil que ven en Génova evitar el descalabro de Xavier García Albiol en las elecciones del próximo jueves 21 de diciembre. Sin embargo, el mayor temor del PP podría no ser el triunfo del independentismo o una reedición de los tripartitos de primera década de siglo. La mayor preocupación para muchos políticos populares es que Inés Arrimadas consiga los números necesarios para ser presidenta de la Generalitat y Albiol quede con apoyo marginales.

Elecciones 21 D

La líder de ERC, Marta Rovira, critica a Miquel Iceta por bailar en La Sexta mientras Oriol Junqueras está en prisión.

La campaña electoral catalana tiene cuatro actores principales. El partido de Puigdemont y ERC, que según las últimas encuestas, compiten por la hegemonía del independentismo, y Ciudadanos y PSC, que hacen lo propio entre las fuerzas no independentistas. La recuperación socialista inquieta a sus contrincantes, como Ciudadanos y ERC, que no han dudado este jueves en criticar duramente al candidato del PSC, Miquel Iceta.

Cataluña

La formación naranja propone a PP y PSC una unión post electoral para “evitar” la reedición del tripartito que gobernó entre 2003 y 2010.

“Hay que votar a Ciudadanos para que Iceta no haga un tercer tripartito”, Albert Rivera, líder de Ciudadanos, a 12 de noviembre de 2017. “Nosotros nos comprometemos a investir al candidato de la lista constitucional más votada. El PP también. ¿El PSC?” asegura una de las cabezas pensantes de Ciudadanos, Fernando de Páramo, horas después de que Rivera propusiera en TVE un gobierno de coalición entre ellos, el PP y el PSC. Un tripartito.

Laboral

El despido de la internauta denunciada por Inés Arrimadas abre el debate sobre las consecuencias laborales del mal uso de Facebook o Twitter.

El despido de la internauta que Inés Arrimadas denunció por un comentario ofensivo en Facebook ha abierto el debate sobre si estas actitudes deben tener consecuencias laborales. En términos estrictamente legales, lo cierto es que el Estatuto de los Trabajadores regula el despido disciplinario para determinados casos, entre los que pueden incluirse las ofensas en redes sociales.
  • 1