www.elboletin.com

Cifuentes se queda sola con su visión de que no hay colapsos en las urgencias de La Paz

Cristina Cifuentes en el Centro de Transfusión de Sangre
Ampliar
Cristina Cifuentes en el Centro de Transfusión de Sangre

Trabajadores, oposición, asociaciones y sindicatos denuncian la saturación que se vive en el servicio del hospital madrileño.

La versión gubernamental se mantiene firme con todas las denuncias que están girando alrededor de las urgencias del Hospital La Paz. Cristina Cifuentes, Enrique Ossorio y la Dirección del centro madrileño sostienen que las escenas de colapso que han aparecido en el servicio se deben a casos puntuales. De hecho, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha llegado a asegurar que “en ningún modo” se puede hablar de saturación o de problemas estructurales. La oposición, asociaciones, sindicatos y trabajadores del propio hospital no coinciden.

“Es verdad que hay épocas en las que las urgencias se pueden ver más o menos saturadas y ayer hubo un pico de actividad, pero no un colapso”. De esta manera, Cifuentes respondía a las preguntas de los periodistas por los últimos episodios complicados en las urgencias de La Paz. El lunes fue un día duro en el servicio, sin embargo, no se trata de un asunto puntual. O al menos así lo vienen denunciando los profesionales y organizaciones sindicales como el MATS, AMYTS, CSIT y SATSE.

La unanimidad entre oposición, sindicatos y profesionales es total: la falta de personal, de medios y de infraestructuras está llevando al límite a las urgencias de La Paz. Un déficit que se entiende al ver la última memoria del centro que se ha publicado. En esta, según publicó EL BOLETÍN, el galardonado hospital ha ido perdiendo trabajadores y camas mientras sus ingresos y urgencias hospitalarias no han dejado de aumentar. Tampoco han parado de crecer los partes de la plantilla enviados a los juzgados de guardia de Plaza Castilla.

SOS en las urgencias del Hospital de La Paz: “Estamos permanentemente al límite”

Leer más

“Siempre estamos por encima de nuestras posibilidades trabajando”; “Es muy frustrante tener a pacientes hacinados”; “Esto pasa prácticamente todos los días”. Tres frases pronunciadas esta semana por tres trabajadores distintos del servicio, tal y como recogió Telemadrid en un reportaje, que evidencian la señal de alarma que vienen lanzando desde las urgencias de La Paz. La Dirección del centro ha continuado firme cada vez que un medio de comunicación ha intentado recabar su versión.

De hecho, el hospital se vio obligado a emitir un comunicado, a finales del mes pasado, saliendo al paso del aluvión de críticas. “La plantilla está dotada para cubrir las necesidades asistenciales”, sostuvieron desde el centro. Asimismo, afirmaron que cuando hay “un pico de actividad, algo que es habitual en el funcionamiento normal de urgencias”, la Dirección toma cartas en el asunto y realiza “un refuerzo del personal de enfermería”. “Es completamente falso que los pacientes pasen horas abandonados en los pasillos”, concluyeron.

Una versión que no compartió Lorena Ruiz-Huerta, portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, tras visitar las urgencias del Hospital La Paz este lunes. “Nos hemos quedado sobrecogidas. Hemos visto profesionales absolutamente desbordados atendiendo salas con capacidad para 12 personas y en las que atienden hasta a 34 pacientes. Pacientes hacinados en los pasillos, recibiendo tratamientos en sillas, gente esperando hasta cinco horas para ser atendida… Esto no es un problema puntual, es un problema estructural. Falta personal, recursos e infraestructuras”, sentenció la dirigente de la formación morada.

En este sentido, Ciudadanos y PSOE han continuado con la línea de los sindicatos y trabajadores. Ignacio Aguado, portavoz del partido naranja, incluso, ha hablado de que la estrategia de Cifuentes se basa únicamente en lanzar eslóganes: “Cuando rascas encuentras que no hay proyecto para las políticas sociales, ni en materia de sanidad ni educativo. Es el partido del remiendo”.

Ángel Gabilondo, líder del Grupo Socialista en el Parlamento madrileño, tampoco se ha quedado atrás al reprochar que “después de dos años y medio de Gobierno parece que hay asuntos que no se resuelven y siempre hay picos que saturan las urgencias”. Por ello, ha lamentado la falta de planificación y de gestión por parte de la Comunidad de Madrid. “Se necesita mejor gestión y mejor planificación, sino cuando ocurran estas cosas habrá victimas”, ha concluido.

La oposición estalla contra la situación en las urgencias de La Paz

Leer más

Mientras tanto, en el Partido Popular comparten la versión de Cristina Cifuentes y de la Dirección del Hospital La Paz. La defensa es férrea achacando gran parte de la culpa a la oposición. Enrique Ossorio, portavoz de los populares en la Asamblea de Madrid, ha llegado a tachar de “mala suerte” que Ruiz-Huerta fuese a las urgencias del centro en un momento excepcional donde había una “pico asistencial”. La casualidad entra en escena en este conflicto. Es más, el dirigente conservador ha cargado contra Podemos por dar “visiones apocalípticas que no coinciden con la realidad” que, a su entender, hay en el hospital madrileño.

La acción-reacción se ha hecho fuerte en el asunto. Si los trabajadores y sindicatos denuncian la saturación, la Dirección y Cifuentes salen a desmentirlo. Pues bien, las organizaciones sindicales han querido devolver el golpe a la presidenta de la Comunidad de Madrid. A través de un comunicado, el Sindicato de Enfermería (SATSE) ha lamentado las palabras de la popular restando hierro a la situación en el servicio de urgencias.

El sindicato ha desvelado que estas declaraciones de Cifuentes “no han hecho más que incrementar el malestar de profesionales y usuarios”. “Esos picos de actividad se llevan produciendo desde hace años. Es cierto que en determinadas fechas, como las actuales, el frío y la contaminación hacen que determinados pacientes, los de más edad o los que padecen patologías respiratorias, tengan una mayor frecuentación de las Urgencias pero también es cierto que se repiten año tras año sin que desde la Consejería se ofrezca una solución satisfactoria”, han recordado desde SATSE.

El Defensor del Paciente también reaccionó ante las escenas difundidas de las urgencias. Después de conocerse que la Dirección de La Paz denunció que se pusieran en venta de forma simbólica camillas del centro, la asociación respondió al hospital que lo que debe hacer es reaccionar ante una “gestión paupérrima que está llevando a los pacientes, médicos y personal médico a una situación que les descontrola, sufriendo las consecuencias de unas urgencias casi tercermundistas”.

Por todo ello, si la parte gubernamental cierra filas sobre su gestión en el Hospital La Paz, el resto de voces autorizadas no ha dudado en salir en tromba para continuar demandando más medios.

Marco González

Periodista o intento, por lo menos. Aprendiendo. Y todo con un mejunje en la cabeza, pero con el periodismo comprometido como pegamento de unión.

Google Plus de Marco González

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.