www.elboletin.com

Los defensores de la Sanidad Pública ‘desmontan’ el discurso privatizador de la CEOE

Marea blanca
Ampliar
Marea blanca

La CEOE acordó la semana pasada un ‘Pacto en defensa de la sanidad privada española’.

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) hace un llamamiento a todas las organizaciones sociales, sindicatos, organizaciones de profesionales, sanitarios y partidos progresistas, para construir una amplia alianza social-profesional que defienda la sanidad pública y denuncie y se enfrente a las políticas privatizadoras.

La petición de la FADSP se enmarca como respuesta al ‘Pacto en defensa de la sanidad privada española’ impulsado por la CEOE, que asegura que la solvencia y la sostenibilidad del sistema sanitario español “está en peligro”.

La CEOE considera que la sanidad privada está estigmatizada “presentándola como enemiga de la sanidad pública”. Sin embargo, según la patronal, la sanidad privada y los acuerdos de colaboración público-privada ayudan a ‘descongestionar’ el sistema público de salud.

Por eso ha decidido fortalecer un ‘lobby’ (grupos de presión) que defienda los intereses de la sanidad privada e impida la reversión de las privatizaciones llevadas a cabo durante la crisis económica. Durante el documento que explica el pacto, la CEOE traslada una serie de razonamientos que explican su posición. Razones que los defensores de la sanidad pública tratan de desmontar.

Tres razones para ‘desmontar’ a la CEOE

1. “Facilitar los seguros privados con rebajes fiscales supondría una descapitalización de la sanidad pública que se financia con los impuestos pagados por todos los españoles y un aumento de la desigualdad ya que solo beneficiaría a los sectores sociales con mayor capacidad económica que son los que pueden permitirse el lujo de contratar pólizas de seguros privados”, asegura la FADSP.

2. “ Defender y potenciar la llamada Colaboración Público Privada para construir y gestionar centros sanitarios con el argumento de que permitiría que las administraciones sanitarias ahorren recursos es una absoluta falacia, dado que le experiencia nacional e internacional ha puesto en evidencia que multiplican por más de 7 el coste real de los centros y servicios (los hospitales CPP de la Comunidad Valenciana han sido una de las principales causas del endeudamiento brutal de esta Comunidad según el Tribunal de Cuentas y el gobierno conservador del Reino Unido ha anunciado que renuncia a este modelo por sus enormes sobrecostes).

Estos centros CPP tienen menos recursos y concentran su actividad en las áreas de mayores beneficios empresariales y por otro lado son un foco de irregularidades y corrupción”.

3. Realizar una ranking de hospitales en función de sus resultados sería un engaño que solo beneficiaría a los centros privados ya que estos se centran en actividades asistenciales más rentables para sus cuentas de resultados, mientras que los hospitales públicos deben atender todas la patologías, especialmente las más costosas y complejas, para garantizar la atención de salud a todos los ciudadanos.

Ander Cortázar

Periodista

Google Plus de Andre Cortazar

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Los defensores de la Sanidad Pública ‘desmontan’ el discurso privatizador de la CEOE

    Últimos comentarios de los lectores (3)

    698 | Rosa - 29/07/2017 @ 22:35:55 (GMT)
    Los servicios públicos se defienden porque son para todos
    694 | ANTONIO - 29/07/2017 @ 20:31:47 (GMT)
    Todos aportamos todos recibimos defendamos la sanidad pública
    696 | ANTONIO - 29/07/2017 @ 20:31:47 (GMT)
    Todos aportamos todos recibimos defendamos la sanidad pública

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.