www.elboletin.com

El altruismo en los vientres de alquiler no existe: Canadá y Reino Unido confirman la teoría

Ropa de bebé
Ampliar
Ropa de bebé

Canadá y Reino Unido, ejemplos de que el altruismo en los vientres de alquiler no existe

El hecho de que en Canadá se permita, únicamente, la gestación subrogada (¿eufemismo?) con fines altruistas hace que el número de candidatas a gestante sea muy escaso. Es una afirmación que hace Babygest, la revista española especializada en vientres de alquiler y referencia para aquellos que quieren ser padres por esta vía. La consecuencia: miles de canadienses buscan ‘hijos’ en el extranjero.

Ciudadanos registró hace varias semanas una propuesta para regular la gestación subrogada en España. Su idea es que ésta se haga legal siempre y cuando se realice por vías altruistas. Es decir, que no haya ninguna transacción comercial entre quienes buscan un vientre de alquiler y la madre gestante.

Su modelo de inspiración a la hora de elaborar esta propuesta es la fórmula canadiense, tal y como han confirmado fuentes naranjas a elboletin.com. Miembros de Ciudadanos defienden la legalización de la gestación subrogada altruista apoyándose en una suerte de bondad de la población española.

Sin embargo, los casos de los países donde los vientres de alquiler solo pueden producirse de manera altruista demuestran que esta fórmula no funciona, ya que ante la escasez de mujeres gestantes, las familias acaban recurriendo al extranjero, y por tanto, a la mercantilización del ser humano.

El ejemplo de Canadá

La gestación subrogada en Canadá solo está permitida con una finalidad exclusivamente altruista, lo que significa que solo se pueden compensar los gastos derivados del embarazo. Los casos de madres gestantes son ínfimos en comparación con la cantidad de solicitudes que hay.

No existen datos oficiales públicos – el silencio de las autoridades es reseñable – de la cantidad de mujeres que ofrecen su vientre de manera altruista. No obstante, cualquier revista especializada recoge la realidad de que la inmensa mayoría (se estima que por encima del 75%) de los canadienses busca en el extranjero lo que no encuentra en su país.

México, Camboya, India o Ucrania han sido durante años los destinos principales de los canadienses en el denominado ‘turismo reproductivo’. Sin embargo, la introducción de medidas que limitan y prohíben los vientres de alquiler en estos países (a excepción de Ucrania) está delimitando el ‘deseo’ de los padres contratantes.

México, India, Tailandia o Nepal, entre otros, han endurecido su legislación para proteger a las mujeres vulnerables de ser explotadas. Prácticamente el total de las mujeres que alquila su vientre procede de clases sociales en exclusión.

Reino Unido lidera las búsquedas en el extranjero

El ejemplo más paradigmático de que el altruismo en la gestación subrogada apenas existe es Reino Unido. A pesar de que allí el vientre de alquiler es legal, dos de cada tres contratos de subrogación se producen en países extranjeros. El altruismo no impide que los británicos sean los europeos que más vientres alquilan en el extranjero.

La escasez de madres gestantes voluntarias deriva en viajes ‘turísticos’ a Estados Unidos, Ucrania o Kenia, lugares donde la gestación subrogada no es altruista.

El Servicio Público de Salud de Reino Unido hace dos años que no facilita datos sobre esta cuestión. Sin embargo, la última vez que lo hizo fue determinante para demostrar que la gestación subrogada altruista no pone fin a la mercantilización – y explotación – del ser humano, y de las mujeres.

En 2014 fueron 271 parejas o individuos británicos los que tuvieron un bebé de manera altruista. En ese mismo periodo, más de 1.000 salieron al extranjero en busca de él.

Los casos de Canadá y Reino Unido constatan que el altruismo en los vientres de alquiler no existe, y se calcula que más del 90% de las gestaciones subrogadas del mundo se hacen por transferencia comercial.

Según la ONG International Social Security, al año nacen 20.000 niños mediante el vientre de alquiler.

Ander Cortázar

Periodista

Google Plus de Andre Cortazar

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • El altruismo en los vientres de alquiler no existe: Canadá y Reino Unido confirman la teoría

    Últimos comentarios de los lectores (4)

    663 | Raquel - 22/07/2017 @ 20:02:21 (GMT)
    Cuando un escrito se libera de lenguaje confuso y se plantea con sencillez y coherencia, llega al nivel de Artículo periodístico. Enhorabuena y Gracias!
    567 | david - 09/07/2017 @ 11:49:50 (GMT)
    Según los datos del articulista, si el 90% de las GS son comerciales, entonces la GS altruista no existe. No sé qué considera comercial pero ei el 90% es comercial entiendo que el 10% no es comercial y por lo tanto EXISTE, no?
    566 | Nacho - 09/07/2017 @ 11:32:19 (GMT)
    Lo que se demuestran con esta noticia que hay mucha falta de información y falta de objetividad.Ya solo en España hay muchísimas familias formadas por gestación subrogada en Canadá.No es un número despreciable.En Inglaterra si hay datos oficiales y son cientos de familias al año las que se forman en Inglaterra. Evidentemente en un país donde es altruista, habrá menos gestantes que en otro donde haya una compensación económica,pero esto no implica que esa compensación sea la motivación de estas gestantes.Hay que documentarse,conocer casos, hablar con gestantes para entender qué lleva a muchas mujeres a ofrecer su capacidad para gestar a personas que no pueden tener hijos antes de hacer juicios de valor.
    563 | Pablo - 08/07/2017 @ 21:57:41 (GMT)
    Lo que demuestran esas experiencias es que sí existe:
    "En 2014 fueron 271 parejas o individuos británicos los que tuvieron un bebé de manera altruista. "
    Y también demuestra que si se quiere que las otras mil no se vayan fuera lo que hay que hacer es permitirlo dentro (donde la gente está en mejor posición económica)

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.