www.elboletin.com

Ignacio Aguado, portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid

Ignacio Aguado, portavoz de Cuidadanos en la Asamblea de Madrid
Ampliar
Ignacio Aguado, portavoz de Cuidadanos en la Asamblea de Madrid (Foto: Jaime Pozas)

Ignacio Aguado valora en una entrevista a ElBoletín.com el recorrido de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid. “Aún queda mucho por hacer”, matiza.

“Estamos consiguiendo explicar a los madrileños por qué permitimos que gobierne Cifuentes"

Ignacio Aguado, diputado por Cuidadanos en la Asamblea de Madrid
Ampliar
Ignacio Aguado, diputado por Cuidadanos en la Asamblea de Madrid (Foto: Jaime Pozas)

“Pero le dejáis gobernar”. Esta frase se ha convertido en una de las reacciones más escuchadas después de oír a Ciudadanos cargar contra la gestión de Cristina Cifuentes o contra los problemas de corrupción del Partido Popular. Sin embargo a Ignacio Aguado (Madrid, 1983) esto no le preocupa. Él está tranquilo y satisfecho con el trabajo que está haciendo su partido en la política madrileña. “Hacía falta un partido como Ciudadanos”, reflexiona el portavoz de la formación naranja en la Asamblea de Madrid a ElBoletín.com. Aun así, ese apoyo a Cifuentes inevitablemente hace corresponsable a su organización de la gestión en Madrid.

En las últimas fechas –desde el estallido del ‘caso Lezo’ y el informe de la UCO contra la presidenta autonómica- se ha tensionado las relaciones entre PP y Ciudadanos. De hecho, un chascarrillo muestra la rigidez entre la popular y Aguado: la dirigente ha dejado de seguirle en Twitter. No obstante, el político madrileño interpreta esta posición de los conservadores: “Saben que estamos vigilando para que no cometan irregularidades”. Aunque el día a día se basa en un acto de fe: “Espero, confío y deseo que [en el PP] no estén comportándose como en etapas anteriores donde se comportaban con total impunidad pensando que la Comunidad de Madrid era su cortijo”.

¿Cómo valoráis en Ciudadanos estos dos primeros años en la Asamblea de Madrid?

Estamos satisfechos. Podríamos estar más satisfechos, pero bueno, en dos años hemos conseguidos muchas cosas. Primero, que se firme un acuerdo de investidura en la Comunidad de Madrid inédito, nunca antes se había firmado algo así donde no se negociaran consejerías sino donde se negociaran reformas concretas. Nosotros llegamos a ese acuerdo donde, a día de hoy, dos años después, más del 40% de las medidas que están cumplidas o se están cumpliendo.

Creo que es un buen balance, aunque queda mucho por hacer. Pero, por ejemplo, ya hemos conseguido que no haya imputados por delitos de corrupción política y si hay tienen que dimitir inmediatamente; hemos paralizado la venta de vivienda pública a fondos de inversión; que no se privatice el Canal de Isabel II; congelar los impuestos durante toda la legislatura; se ha congelado el precio del transporte público… Todo eso son puntos del acuerdo de investidura que se están cumpliendo. Así que yo estoy satisfecho con esta parte del acuerdo y también porque hemos sacado leyes muy importantes.

¿Cómo cuáles? ¿Cuáles serían las principales aportaciones que ha dado Ciudadanos y cuáles le satisfacen en concreto?

Por ejemplo, la de los delitos de odio, la ley contra la LGTBfobia que era importante. A fecha de hoy parece mentira, pero en la Comunidad de Madrid ha habido más de 100 incidentes o agresiones relacionados con el colectivo LGTB. También ha salido adelante una ley que es pionera en toda España que es la sobre la transexualidad para garantizar los derechos de las personas trans. Hemos conseguido una de las leyes más importantes para nosotros de la legislatura que es la gratuidad de libros de texto. Es una ley que va a suponer un ahorro importantísimo para miles de familias. Hay más de 600.000 familias que se van a poder beneficiar y que te permite tener libros gratuitos para tus hijos en colegios públicos y concertados a partir del año que viene. Supone un ahorro de 300 euros anuales por hijo.

¿Cómo definiría los presupuestos de este 2017 en los que participó Ciudadanos?

Que son objetivamente mejores que los de 2016. Hemos conseguido dar un empujón a los presupuesto incluyendo 627 millones más y ese dinero va a ir a parar al mantenimiento de carreteras, a la sanidad pública donde hemos aumentado en 180 millones, a la educación pública, a la justicia abandonada por el Gobierno regional, a las políticas sociales que han aumentado un 7% su presupuesto… Es decir, son mejores que los del año pasado, es verdad que no son nuestros presupuestos porque no gobernamos, pero son mejores y espero que sean peores de los del año que viene.

En numerosas ocasiones se ha criticado que hay un anuncio del gobierno, pero que tarda bastante en ponerse en marcha, ¿cree que aunque se reflejen estos planes en los presupuestos, luego hay problemas en que echen a andar?

Hay muchas iniciativas que se anuncian a golpe de titular que se quedan en una puesta en escena donde los medios de comunicación compran esa noticia, pero luego no tiene una aplicación práctica. Yo recuerdo haber escuchado a Cifuentes hablar varias veces de que Madrid se iba a convertir en el Silicon Valley de Europa… y no hay ni Silicon, ni Valley por ningún lado. Son anuncios recurrentes que luego no se hacen. La Comunidad de Madrid de Cifuentes es muy dada a hacer política de titulares.

No tenemos la capacidad ejecutiva, podemos condicionar presupuestos, pero si el gobierno no ejecuta… No podemos hacer más que apretar desde la Asamblea. Es un problema porque al no estar en el gobierno podemos aprobar leyes, pero no tenemos la capacidad ejecutiva. A partir de 2019, de las siguiente elecciones, ahí sí que nos planteamos entrar en gobiernos y si los madrileños quieren liderar el gobierno.

En las últimas fechas las peticiones de dimisión desde el ámbito sanitario dirigidas al consejero de Sanidad han crecido y este jueves se le ha reprobado, ¿debe seguir Jesús Sánchez Martos al frente de la Consejería de Sanidad?

Se ha ganado a pulso la reprobación. En estos dos años de legislatura ha dirigido la Consejería de Sanidad a golpe de ocurrencias, de chascarrillos, de frases hechas, en lugar de tener una visión para la sanidad que no tiene. Se le ha reprobado y creo que esa reprobación debería ser suficiente para que Cifuentes reflexione, que esta reprobación sea una palanca de cambio. Tiene enfrente a sindicatos, a profesionales, a muchos usuarios... Si luego además le unes que no hay planes de inversiones específicas que no se ejecutan y que cada semana vemos como aparecen cucarachas, que se caen techos, que la lista de espera no termina de bajar como debiera, pues te ganas a pulso una reprobación.

En su acuerdo de investidura hablan de frenar políticamente la privatización, pero en los últimos presupuestos la suma total de los hospitales plenamente públicos ha caído 67 millones, mientras otros centros privados como la Fundación Jiménez Díaz reciben 50 millones más, ¿ cómo se interpretan estos datos con esa declaración?

En febrero aprobamos con el Gobierno regional un plan para poner en marcha mecanismos que den eficiencia dentro de la Administración para mejorar la burocracia y en ese plan sale la centralización de determinados puestos sanitarios que van a una bolsa común para gestionar mejor que con presupuestos asignados a cada hospital. De ahí la rebaja. Dicho esto, que aumente los presupuestos de hospitales de gestión viene a reflejar dos cosas: primero, que hay unos contratos firmados que no se pueden romper y si los reviertes supone una penalización; y segundo, que la Comunidad de Madrid tiene que empezar a trabajar usando al máximo las instalaciones públicas y los recursos 100% públicos. Si eso se hiciera bien, no haría falta derivar a la gestión indirecta.

En las cuentas de 2017 se ha presupuestado un total de 987 millones para la enseñanza concertada, lo que supone más partida que para las universidades (932 millones), que para la ESO y la FP (771) y para Infantil, Primaria y Especial (798), ¿se está abriendo demasiado la mano con la escuela concertada?

No, no lo creo. Hay unos presupuestos para universidades de más de 900 millones y dentro de los conciertos educativos lo que tenemos que garantizar es que haya libertad de elección. Hay miles de padres que llevan a sus hijos a colegios concertados. ¿Por qué? Porque seguramente, a día de hoy, no se podría llevar una inversión por parte de la Comunidad de Madrid tan importante como para suplir los conciertos. Esa labor que hacen nos permite que no se tenga que asumir esa gestión directa y que los padres puedan elegir libremente. Nosotros defendemos la libre elección de los padres y que haya un reparto lógico para garantiza la calidad en ambos modelos.

Durante esta legislatura ha estallado la Operación Lezo, han salido nuevos casos de la Púnica, han tenido que dimitir varios diputados por casos de corrupción y apareció el informe de la UCO, ¿en qué situación ve al Gobierno de Cristina Cifuentes?

Están intentando capear el temporal que está generado por sus casos de corrupción. Creo que tienen un problema muy importante dentro de su partido ya que sigue supurando la corrupción. El Gobierno tiene dos opciones: o morir ahogados por la ola de corrupción o intentar aparentar que están siendo ellos los que destapan los casos de corrupción. Es un tema importante y por eso lo incluimos en el acuerdo de investidura. A día de hoy, no hay imputados en la Comunidad de Madrid. Han dimitido cinco y nosotros vamos a seguir exigiendo limpieza para que se deje atrás esa etapa oscura donde bajo el paraguas del PP ha surgido casos como Púnica, Gürtel, el saqueo del Canal…

Algunos diputados como Isabel González o Jaime González Taboada están señalados por casos de corrupción, ¿se debería ir más allá de la máxima “imputación-dimisión” por limpieza democrática? ¿Tendría que aprovechar Ciudadanos la posición numéricamente que le da un papel privilegiado para evitar este tipo de cuestiones?

Creo que la imputación ya es un listón suficientemente alto y exigente. La imputación lo que busca desde el punto de vista judicial es ofrecer garantías a esa persona para que pueda comparecer. Puede haber imputados -que suele haber muchos- que luego han sido absueltos. Pero es verdad que ante situaciones de corrupción hay que fijar el listón excepcionalmente alto. La imputación en sí mismo no supone nada, pero nosotros lo establecemos como línea roja para dimitir. No hay ningún criterio judicial ni procesal para fijarla antes por lo que no tendría mucho sentido, más allá de recurrir a los titulares o a la pena de prensa.

Me parece que esta línea está bien fijada. Y ningún otro partido la fija en la imputación; ahí tenemos a Podemos que presume de nueva política y esta semana tiene a dos imputados [Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer] a los que no les va a hacer dimitir. Nuestra actitud está siendo doble: por un lado exigimos dimisiones y por otro hacemos leyes para erradicar la corrupción como la de la protección de denunciantes.

¿Y cómo interpreta que en una democracia consolidada tenga que haber detrás del Gobierno otro partido vigilando para que no mantenga imputados o a presuntos corruptos?

Al final la vieja política no ha hecho nada para evitar la corrupción, es lógico que haya partidos que nazcan sin mochilas, sin favores y sin estar salpicados por la corrupción que intenten cambiarlo. Es la reacción natural de una sociedad que está harta de lo que veíamos durante 30 años de que la corrupción solo era mala cuando le afectaba al de enfrente. Hacía falta un partido como Ciudadanos. Si no existiera un partido como Ciudadanos habría que inventarlo. Es un partido que regenera desde la centralidad política y es contundente contra la corrupción, pero que tampoco bloquea el país y que garantiza estabilidad.

Muchos casos de corrupción que están apareciendo en la actualidad tienen que ver con gobiernos anteriores, es decir, que en esa época donde se gobernaba no salieron a la luz, ¿puede garantizar Ciudadanos que ahora mismo no esté volviendo a suceder?

No puedes garantizar que la corrupción vuelva a surgir, pero creo que hemos dado un paso importante. Y es que el hecho de que el PP haya perdido la mayoría absoluta lo que le hace es tener menos capacidad de bloquear comisiones de investigación, comparecencias… y eso permite aflorar estos casos de corrupción que de otra forma habrían quedado sepultados. Por ejemplo ahora que no tienen mayoría absoluta, Cifuentes tiene que comparecer en la comisión de investigación.

¿Y le fueron convincentes las explicaciones que dio?

Nos dejó un tanto iguales. Exigíamos respuestas de por qué aparecía su nombre en un informe de la Guardia Civil y por qué aparecía en esos términos. El informe es muy contundente y muy claro. Se dice que Cifuentes era directa, partícipe y conocedora de las irregularidades que se estaban firmando. Tiene que dar explicaciones y nosotros como partido que permite que gobierne tenemos que ser contundente y exigir respuestas.

Pero sí creo que se ha avanzado mucho en dos años porque los imputados se van, hace tres años no se iban y ahora nos preguntan a nosotros si se tienen que ir o no. Ciudadanos ha marcado el listón por la corrupción. Se ha conseguido que la impunidad desaparezca. Estoy convencido de que ahora mismo los dirigentes del PP saben que Ciudadanos está detrás y vigilante para que no comentan irregularidades. Espero, confío y deseo que no estén comportándose como en etapas anteriores donde se comportaban con total impunidad pensando que la Comunidad de Madrid era su cortijo.

Celebró recientemente en una entrevista a El Mundo el buen movimiento de Ciudadanos evitando entrar en el Gobierno porque “habría significado contaminarnos de todas estas tramas de corrupción”, ¿cree que mantener a Cifuentes puede traer consecuencias electorales al ser quienes dais el apoyo a quien contamina?

No lo sé. Intentamos explicar a los ciudadanos todos los días por qué hemos permitido que gobierne el Partido Popular, cuáles son las razones que hay detrás… Creo que estamos consiguiendo explicar a los madrileños por qué permitimos que gobierne Cifuentes y a cambio de qué. Pero tienen que ser los madrileños quienes valoren si hicimos lo correcto. Yo creo que hicimos lo correcto no entrando en el Gobierno de Cifuentes bajo partido ha crecido la Púnica, Gürtel y que venía con una sospecha de corrupción muy grande. Entrar nos habría impedido ser tan libres como ahora para criticar lo que está sucediendo. Cada dimisión del equipo de Cifuentes y cada caso de corrupción que sale a mí me hace ratificarme que Ciudadanos hizo lo correcto no entrando.

Han insistido en que no aceptarán experimentos, pero en el caso de que el PSOE intente un pacto con Ciudadanos o una fórmula como la que intentó Pedro Sánchez (pacto C’s-PSOE y luego pedir el apoyo a Podemos), ¿estarían dispuestos a intentarlo en la Comunidad de Madrid si llaman a su puerta desde el Partido Socialista?

A día de hoy no nos planteamos ningún cambio de escenario. Estamos a mitad de la legislatura y el acuerdo está funcionando, que es la mejor herramienta para controlar al PP. Creo que está yendo bien. En la siguiente legislatura el objetivo es gobernar y ganar al PP. Pero si no gana Ciudadanos, haremos seguramente lo que hemos hecho en esta legislatura: acercarnos al partido más votado y volver a intentar ser útiles.

Han manifestado en numerosas ocasiones que no quieren que Podemos suba al poder en la Comunidad de Madrid, ¿en qué se fundamenta esta preocupación?

Tienen unos planteamientos que son contrarios a los que defendemos nosotros. El hecho de no tener una alternativa de gobierno real, de no tener un proyecto alternativa y que su única propuesta sea echar al PP para ponerse ellos pues no me parece suficiente alternativa como para plantearnos un acuerdo con ellos. Seguramente podremos llegar a acuerdo con ellos en temas como la transparencia o la regeneración, pero no como alternativa de gobierno. No tienen un proyecto como para liderar la Comunidad de Madrid desde el gobierno. Pero al margen de que diga que nunca vamos a apoyar un gobierno de Podemos, sí que es posible ponernos de acuerdo en algunos temas como estamos demostrando.

El pacto está al 40% de su cumplimiento, ¿qué es lo que falta por cumplir? ¿Cree que al acabar la legislatura ese 40% se convertirá en un porcentaje alto?

Hay muchas cosas que todavía no se ha conseguido poner en marcha. Por ejemplo, la eliminación de aforamientos. Hay una reforma de estatutos presentada, pero el PP y el PSOE están bloqueándola. El hecho de que haya primarias en la Comunidad de Madrid también es una reforma que está pendiente. Hay muchos temas que queremos seguir abordando, pero la buena noticia es que aún quedan dos años más de legislatura para seguir apretando al Gobierno de Cifuentes para que cumplan ese acuerdo.

Marco González

Periodista o intento, por lo menos. Aprendiendo. Y todo con un mejunje en la cabeza, pero con el periodismo comprometido como pegamento de unión.

Google Plus de Marco González

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.