www.elboletin.com

Colectivos sociales piden acabar con el “derroche” de Madrid con la Cruz Roja en la donación de sangre

Extracción de sangre
Ampliar
Extracción de sangre

Usuarios y pacientes del Hospital de la Princesa animan a recuperar “la donación altruista de sangre” ante el incumplimiento de la Cruz Roja con el convenio firmado en 2013.

La batalla sobre la extracción de sangre en la Comunidad de Madrid no se detiene. Los colectivos sociales articulados en defensa de la sanidad pública lo tienen claro: esta labor ha de ser altruista y 100% pública. Un recordatorio que ha vuelto a lanzar la Plataforma de Usuarios y Pacientes en Defensa del Hospital Universitario La Princesa y la Sanidad Pública tras ver el “derroche” que supone el convenio que se firmó en 2013 con la Cruz Roja.

El cruce de acusaciones entre los defensores de los dos tipos de modelos viene desde lejos. “Casi tres años después de la firma de este convenio, sin existir justificación real, se han desembolsado de las arcas públicas más de 20 millones de euros”, denuncia este colectivo. Sin embargo, la réplica desde la Cruz Roja va en dirección contraria: “Nos supone un déficit económico”, tal y como manifestó Iñaki Aguirre, gerente de la unidad de extracción de sangre de la Cruz Roja en Madrid, en declaraciones a ElBoletín.com.

Y es que la firma que rubricó en 2013 la Comunidad de Madrid fue para la organización un movimiento “con buen criterio” para repartir la extracción de donaciones: mientras el Centro de Transfusiones se encarga de las donaciones en hospitales y laboratorios, la entidad privada lo hace en la calle. No obstante, la Plataforma de Usuarios y Pacientes en Defensa del Hospital Universitario La Princesa y la Sanidad Pública recuerda que la Cruz Roja “incumple el convenio vulnerando el principio de altruismo en las donaciones de sangre, ya que oferta a cambio determinadas compensaciones a los donantes”.

Una sombre de sospecha que existe sobre la Cruz Roja después de que se conociese que la Comunidad de Madrid paga 67 euros por cada bolsa de sangre. Sobre este rembolso, Iñaki Aguirre también quiso salir al paso aseverando que lo que “no podemos pensar es que porque la sanidad sea pública sea gratuita”. “A todos nos cuesta dinero. A ellos también. ¿Por qué 67? Porque cuando se negocia el convenio se entiende que es el coste para financiar los costes. En nuestro caso, más del 80% del coste se imputa a personal. Luego las bebidas y el alimento a los donantes. El combustible, porque la Comunidad nos deja 6 autobuses pero nosotros ya teníamos otros 6. Seguros...”, apuntó el gerente de la unidad de extracción de sangre de la Cruz Roja en Madrid.

Una serie de justificaciones que los colectivos sociales en torno a La Princesa no terminan de compartir. Porque, pese a que la Cruz Roja sea una entidad sin ánimo de lucro, estos denuncian que “su presidente de Madrid cobra 80.000 euros al año”. Por ello, viendo que la organización “incumple, desde el primer año, el compromiso” que firmó tras no “aportar el número extracciones por año, fijadas en el convenio” y tras saltarse el “principio de altruismo”, los defensores de la sanidad pública han querido lanzar un llamamiento.

“¿Son estas las ventajas de las privatizaciones y de los recortes? ¿Este derroche es el plan de sostenibilidad que tanto pregona el Gobierno? ¿Vamos a seguir creyendo tanta mentira? Cambiar las cosas está en nuestras manos. Recuperemos la donación altruista de sangre”, reclaman.

Marco González

Periodista o intento, por lo menos. Aprendiendo. Y todo con un mejunje en la cabeza, pero con el periodismo comprometido como pegamento de unión.

Google Plus de Marco González

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Boletin
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.