www.elboletin.com

La Marcha por la Ciencia denuncia las opciones de los investigadores: paro, precariedad o emigración

La Marcha por la Ciencia denuncia las opciones de los investigadores: paro, precariedad o emigración
Ampliar

Investigadores de todo el mundo revindican el papel de la ciencia para mejorar la sociedad en respuesta a la creciente ola de políticas anticientíficas y la erosión de la imagen de los científicos ante la opinión pública.

La comunidad científica internacional protagonizará mañana una jornada de protesta colectiva con un objetivo: destacar la importancia de la ciencia y reivindicar la labor de los investigadores y su papel para lograr una sociedad más sostenible, con actos que tendrán lugar en más de 500 ciudades el mundo, entre ellas cinco españolas, coincidiendo con la celebración del Día de la Tierra.

Aunque la iniciativa surgió en EEUU para hacer frente a las posturas anticientíficas de Donald Trump a su llegada a la Casa Blanca, la idea ha traspasado fronteras y con estas marchas se quiere resaltar la importancia que tiene la ciencia a la hora de afrontar los retos en las áreas de la salud, la alimentación, el cambio climático, la seguridad o la economía en respuesta a la creciente ola de políticas anticientíficas y la erosión de la imagen social de la ciencia, ya que tal y como alertan los organizadores “los grupos que niegan de modo interesado evidencias científicas, como el cambio climático, la efectividad de las vacunas o la teoría de la evolución, están alcanzando en todo el mundo una influencia sin precedentes”.

En España, las manifestaciones -para reclamar la atención de la sociedad y de la clase política sobre la importancia de la ciencia en el mundo actual y algunos de los peligros que la acechan- se desarrollara en cinco ciudades. En Madrid, se iniciará a las 12 horas y discurrirá desde el Ministerio de Educación (Alcalá, 34) hasta el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas (Alcalá, 5).En Sevilla, la Marcha por la Ciencia tendrá lugar a las 12 horas y partirá de la Casa de la Ciencia (Avda. María Luisa, frente a la biblioteca provincial).En Barcelona, la Marcha tendrá lugar a las 12 horas en el PRBB – Parc de Recerca Biomèdica de Barcelona (Dr. Aiguader, 88)En Girona, se celebrará una mesa redonda a las 11:30 en el Centre Cívic Pla de Palau (Saragossa, 27). Y finalmente, en Granada, se hará una concentración informativa en Plaza del Triunfo (11:00-14:00).

CCOO de Madrid, que participa en esta jornada, explica que el objetivo de la marca es reivindicar el papel de la ciencia para lograr una sociedad más sostenible y recuerda que España, apoyan la marcha organizaciones e instituciones como la CRUE (Conferencia de Rectores), la COSCE (Confederación de Sociedades Científicas), sindicatos, Marea Roja, asociaciones estudiantiles, colectivos científicos, grupos ecologistas, partidos políticos y numerosos ciudadanos.

En total, según explica el sindicato, más de 150 de organizaciones han secundado la marcha bajo tres pilares fundamentales: la celebración de la pasión por la curiosidad, la ciencia y el método científico; la reivindicación de una mejor política científica y de unas condiciones de trabajo dignas para nuestra comunidad investigadora; y la defensa del papel del conocimiento científico y humanístico en la opinión pública.

CCOO recuerda que en España “los presupuestos para 2017 confirman el progresivo alejamiento de nuestro país de las políticas seguidas por los países europeos y, sobre todo, el desinterés del Gobierno por apostar por un futuro basado en la ciencia y la tecnología. Esto sitúa a España en las últimas posiciones de la UE”.

Además, con estas marchas se pretende resaltar la importancia de la comunicación y la divulgación de la actividad investigadora para hacerla llegar a toda la ciudadanía y para estimular la participación de la sociedad en la definición de las prioridades investigadoras y en la gobernanza de la Ciencia española.

Una marcha que se realiza con ocasión del Día de la Tierra, efemérides en la que se reivindica la importancia de la defensa del medio ambiente y de la lucha contra el cambio climático, ya que estos retos son cuestionados precisamente por quienes minimizan en algunos países en el ámbito político la importancia del conocimiento científico.

El caso español

Los impulsores de Marcha por la Ciencia en nuestro país explican que este acto adquiere un significado especial en España, donde los recortes en investigación civil han alcanzado el 35% desde el año 2009 (siendo el recorte aún mayor si se tiene en cuenta la inflación). Desde el punto de vista económico, el efecto a corto y largo plazo es extremadamente preocupante porque la relación directa entre inversión en ciencia y productividad económica ha sido confirmada por instituciones como la UNESCO, StarMetrics, las Academias Científicas americanas, el Medical Research Council del Reino Unido, o Vinnova de Suecia. Es por ello que países como EEUU, Suecia, Alemania, Canadá y Australia hicieron frente a la reciente crisis económica aumentando su inversión en ciencia, al contrario que España.

Denuncian que “uno de los resultados más preocupantes de que la ciencia nunca haya sido una prioridad en España, y en particular de los recortes de los últimos años, es que muchos investigadores formados en este país se han visto obligados a elegir entre el desempleo o la precariedad y la emigración”.

La consecuencia: “Entre los años 2010 y 2016, España ha perdido más de 10.000 investigadores (4.000 de ellos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas)”, lo que consideran “particularmente preocupante en un país donde el nivel de paro es superior al 20% (un 50% en los jóvenes menores de 30 años) y donde existe un creciente deterioro de los servicios básicos en sanidad, educación, dependencia o cultura”.

Alertando que “el déficit de competitividad del aparato productivo español en actividades de contenido tecnológico medio y alto ha repercutido negativamente en la calidad del empleo, en los niveles salariales y en la sostenibilidad a largo plazo de la actividad económica, creando bolsas de pobreza, debilitando la cohesión social y contribuyendo a la dualización creciente de nuestra sociedad”.

Y recuerdan que “esta situación ha sido ampliamente criticada por diversos colectivos como Carta por la Ciencia o Marea Roja que, apoyados por sociedades científicas, académicas y sindicatos, plasmaron sus reivindicaciones en el Pacto por la Ciencia que fue firmado en Diciembre del 2013 por todos los partidos políticos con representación parlamentaria, excepto el partido en el poder”.

Ana M. Pastor

Convencida de que “la información es poder” pero no para los periodistas sino para todos los mortales, he convertido la manía de escribir noticias en mi modo de vida y de pagar facturas. “Peleada” con los números y la economía, me centro en la información nacional y de Madrid, esa que llaman “local” pero que es la que puede resultar más útil por ser la más cercana. Los problemas sociales, laborales y vecinales son mi pan de cada día. Con un objetivo: dar “cancha” a las minorías.

Google Plus de Ana M. Pastor

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.