www.elboletin.com

Xabier Fortes, vicepresidente del Consejo de Informativos de TVE

Xabier Fortes, vicepresidente del Consejo de Informativos de TVE

El vicepresidente del Consejo de Informativos de TVE exige la dimisión del presidente de RTVE, José Antonio Sánchez.

“A fuerza de ser cansinos hemos conseguido que el PP pase por el aro”

El pasado martes, el Congreso de los Diputados aprobaba por unanimidad la Ley Zapatero’ para RTVE, que de alguna manera significa poner fin a la etapa del ‘dedazo’ impuesta por el PP y la reinstauración de un modelo basado en las mayorías de dos tercios en el hemiciclo y en la independencia de los profesionales de los medios públicos.

En el camino de estos últimos cinco años han quedado Pepa Bueno, Ana Pastor, Toni Garrido y Juan Ramón Lucas, entre otros muchos profesionales, que fueron “purgados” por la dirección de RTVE propuesta por el PP. Xabier Fortes (vicepresidente del Consejo de Informativos) era, en 2011, el director y presentador de La Noche en 24 Horas. Un cargo del que fue despedido al mismo tiempo que Ana Pastor del suyo.

‘Desterrado’ a su tierra, Galicia, Fortes no ha cesado en el empeño de tratar de recuperar la pluralidad, independencia y calidad que caracterizaron a RTVE entre los años 2004 y 2011. Como miembro del Consejo de Informativos, Fortes ha ejercido como contrapeso de una dirección informativa que por momentos – muy largos – ha parecido y sigue pareciendo, a tenor de los comunicados, una extensión del poder político.

Su exposición en la denuncia de manipulación informativa de la actual dirección le ha supuesto una erosión personal de la que no se arrepiente. Sentirse apoyado por la firma de más de 2.500 trabajadores de la Corporación de RTVE que demandan lo mismo ha ayudado a poner fin (a priori) a esta ‘oscura’ etapa que tanto le recuerda a la época de Urdaci.

“A fuerza de ser cansinos hemos conseguido que el PP entre por el aro".

Después de la votación del Congreso, ¿deben dimitir el presidente de la Corporación (José Antonio Sánchez) y las actuales direcciones de los Servicios Informativos de TVE y RNE?

Sí, por dignidad. Después de la unanimidad del parlamento, y las denuncias de manipulación y censura que hemos presentado tras la firma de 2.500 compañeros, que es una auténtica barbaridad, deben dimitir.

Con un poco de dignidad, el presidente dimitiría ya porque es el que está al mando de una cúpula a la que se ha denunciado con pruebas y datos durante estos últimos años.

¿Cuál sería el siguiente paso?

Inmediatamente después de eso nombrar un nuevo presidente y relevar a la cúpula de informativos que ha quedado absolutamente contaminada en este proceso.

Es urgente el cambio y que se vaya tanto el presidente como el consejo de administración, como toda la cúpula de informativos y elijan personal periodista formado en los valores de la televisión pública si puede ser. Pero sobre todo, independientes y veraces.

¿Han sido los peores años de RTVE desde que se reinstauró la democracia?

No sé, la época de Urdaci también fue muy heavy. Estamos hablando de dos modelos muy parecidos. Quizá al principio de este último les costó más porque nos habíamos habituado a siete años de defensa de la dignidad profesional, que fueron entre 2004 y 2011 con Carmen Cafarell, Luis Fernández y Fran Llorente, y sintieron que había independencia y fortaleza ante las presiones.

Eso costó doblegarlo, pero una vez que lo hicieron, entraron en barrena, entraron a saco, ocuparon toda la dirección de informativos, todos los puestos medios, los intermedios y los superiores. Recurrieron a las purgas para apartar a profesionales de reconocido prestigio para contratar, saltándose el banco de datos, a periodistas venidos de medios gubernamentales hasta convertir los telediarios y los programas de opinión en órganos de propaganda gubernamental.

Estamos al mismo nivel de la época de Urdaci. El tema es que a Urdaci hay que sumarle la época de Sáez de Buruaga, y en esta al principio se cortaron un poco más.

¿Te sorprendió que el PP votara a favor de la Proposición de Ley del PSOE?

Llevaba ya dos derrotas en una semana. Si perdía ésta iba a ser muy cantosa porque toda la oposición se iba a unir e iban a salir derrotados por tercera vez en apenas siete días. Y además en algo tan sensible como es RTVE...En cualquier caso, si hicieron examen de conciencia, bienvenido sea.

En cualquier caso, ahora hay que ver el proceso, el recorrido que lleve todo esto. Es un primer paso.

Un primer paso que parecía que el PP no iba a tomar nunca. Menos aún semanas después de haber llamado “cansinos” a los más de dos mil trabajadores que han firmado en favor de la independencia de RTVE. ¿Cómo le sentó ese calificativo?

De hecho han sido más de 2.500 trabajadores. Es la mayor firma colectiva que se ha dado nunca en España en la radiotelevisión pública. Tampoco en la privada, claro. Pero en la pública nunca se había llegado a estos niveles. Son las firmas del valor y la dignidad porque había y hay miedo a las represalias.

¿Qué nos llame cansinos? Pues me remitiría a Jose Mota. Si usted tiene esa visión de nosotros, qué se le va a hacer. Lo que pasa es que a fuerza de ser cansinos hemos conseguido que entren por el aro y acaben firmando por vergüenza o por dignidad este documento. Así que, bienvenido lo de cansinos, porque ha funcionado el refrán de ‘el que la sigue la consigue’.

Usted, desde luego, se ha dejado media vida (metáfora) en ello.

Lo hemos conseguido, sí. Pero no por el trabajo exclusivo del Consejo de Informativos, que ha ejercido una labor fundamental de contrapeso. Ha sido gracias al apoyo y la valentía de los compañeros. Sin ellos, nosotros no hubiéramos ido a ningún lado.

Imagino que querrán contener un poco el optimismo hasta que haya resultados. Aun así, pensando en esos trabajadores, en estos años, habrá sido difícil no emocionarse viendo la votación del Congreso.

Estaba aquí en Galicia, donde estoy destinado. Lo vi por la televisión y la verdad, si te soy sincero, es que te llenabas de emoción. Incluso en algún momento te tenías que decir ‘párate que te vas a emocionar demasiado’. Fue alegría por lo sufrido en estos años.

¿Ha sido muy duro el camino hasta llegar aquí?

Han sido cinco años de peleas durísimas, de acudir al Congreso, de reunirse con los partidos para sacarles un compromiso para recuperar la Ley (que se ha aprobado esta semana), irnos a Bruselas, a la Asociación de la Prensa, a ruedas de prensa, reunir firmas…

Han sido años complicados pero al final ves como el PP, el partido del Gobierno, tiene que hincar por el aro. Ver eso en la votación del Congreso ha sido emocionante.

¿Estamos más cerca de una RTVE plural, independiente y libre de ceder a presiones políticas?

Hemos dado un primer paso. Hemos roto la dinámica en la que parecía que daba todo igual. El último ejemplo lo hemos vivido con Pedro Antonio Sánchez, el presidente de Murcia. Con todo lo que estaba pasando, con el problema de los fiscales, nosotros vamos y no lo damos. Censuramos. La manipulación absoluta. Es el último ejemplo de lo que se han convertido los informativos de TVE.

Después del resultado, y teniendo en cuanta cómo fue tu ‘salida’, ¿meditas volver a Madrid?

Vamos a ver, a mí me destituyeron. A mí y a todo el equipo de Fran Llorente. Yo siempre digo que tuve la inmensa suerte de trabajar con Pepa Bueno, con el mismo Fran, con Ana Pastor, a la que, por cierto, echaron el mismo día y a la misma hora (las siete de la tarde) que a mí. Fue una etapa maravillosa.

Pero yo ahora estoy en Galicia, que es mi destino. Si hay cambios y cuentan conmigo, perfecto. Es importante el trabajo, pero más importante la familia. Así que aquí también estoy muy bien.

Ander Cortázar

Periodista

Google Plus de Andre Cortazar

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.