www.elboletin.com

La Marea Blanca desemboca este domingo en el Ramón y Cajal con una nueva protesta

La Marea Blanca desemboca este domingo en el Ramón y Cajal con una nueva protesta
Ampliar

El colectivo se concentrará a las puertas del Hospital Ramón y Caja, lo que será la segunda movilización de la ciudadanía en apenas cinco días.

El Hospital Ramón y Cajal está viviendo una semana de gran actividad. Después del encierro de este miércoles, la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid – Marea Blanca acudirá este domingo al centro para protestar contra la “descapitalización de este inmenso centro hospitalario” y contra la política sanitaria de la Comunidad de Madrid.
De miércoles a domingo apenas pasan cinco días. Cinco días en el que el Hospital Ramón y Cajal ha tomado el protagonismo de las protestas ciudadanas. La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública del Área 4 lanzó el pistoletazo de acciones en el día de ayer con el encierro contra los presupuestos que ha preparado el Gobierno de Cristina Cifuentes y Ciudadanos. Un testigo que ha recogido la Marea Blanca que dedicará su 54º concentración a este centro.

Englobado dentro del plan “Abrazo a un hospital”, la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid – Marea Blanca ha brindado este estreno al Hospital Ramón y Cajal. La cita será este domingo donde el colectivo ciudadano exigirá “la recuperación de todo lo perdido: personal sanitario y no sanitario, servicios quirófanos, camas y su proyección para una modernización de futuro”. Y es que, como el motivo que llevó al encierro, la partida de 2017 destinada a este complejo hospitalario vuelve a dejar serias dudas.

Unos presupuestos que repercutirán “muy miserablemente”



“Ahora que se están debatiendo los presupuestos en la Asamblea de Madrid, adelantamos que para este hospital hay una bajada peligrosa de los mismos en partidas como personal, gastos corrientes (entre los que están medicamentos que afectarán a pacientes oncológicos, enfermos de VIH o infecciosos entre otros); todos ellos datos anticipados que nos van a repercutir muy miserablemente”, critica la Marea Blanca en un comunicado.

De hecho, el proyecto de presupuestos acordado entre el PP y Ciudadanos no cuenta con el aval de este grupo ciudadano aunque la Comunidad de Madrid fijase un incremento del 2,4% en la partida presupuestaria. Las críticas de la Marea Blanca, como ya se pronunciaron al conocer el pacto, llegan a la hora de comparar el presupuesto per cápita de cada comunidad autónoma: mientras que en la región madrileña se fija en los 1.184,75 euros, el promedio del resto de zonas se sitúa en 1.337,02 euros. Por ello, el colectivo prefiere hablar de la “permanente publicidad engañosa de Cristina Cifuentes y el evidente populismo hueco del consejero de Sanidad”.

Un repaso a las cuentas de 2017 donde los convocantes de la movilización en el Hospital Ramón y Cajal también tienen en mente lo que ha ido perdiendo el centro desde 2011. “El número de camas se ha reducido en un 41,8%, así de 1.118 camas se pasó a 650 camas”, relata la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid – Marea Blanca, coincidiendo con los números que critica la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública del Área 4.

“Por ello y aunque el tema es general para todo el sector sanitario público, esta Marea Blanca la dedicaremos a señalar en concreto la descapitalización de este inmenso centro hospitalario”, anuncia el colectivo, sin olvidar la “falta de medios de mantenimiento, con empresas privadas insertas y una dotación de personal público a menos de la mitad de lo que le correspondería”.

La defensa de la Comunidad de Madrid

Por su parte, la dirección del centro y el consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, ya han salido al paso de las acciones que se están protagonizando en el Hospital Ramón y Cajal. “Tiene todo el tinte de una protesta política”, ha calificado el político del PP al conocer el encierro de este miércoles, tras asegurar que los datos que motivan las reivindicaciones son “absolutamente falsos”. Una visión que ha compartido el director médico del Hospital Ramón y Cajal, Agustín Utrilla, aunque con matices.

Utrilla, en declaraciones a Europa Press, pese a reconocer que se ha reducido el número de camas, no ha dudado en achacar esta situación a que se debe a que ahora muchos procesos ya no requieren ingresos, como la cirugía ambulatoria, y que la estancia media de los pacientes ha disminuido “muy significativamente” por disponer de recursos médicos y tecnológicos más modernos, lo que redunda en “beneficio" de los pacientes. De la misma manera, el director médico ha aseverado que el hospital cuenta siempre con “camas disponibles” aunque “estacionalmente” (como cuando la gripe alcanza nivel epidémico) puede haber un “problema puntual” durante un par de días.

Asimismo, el alto cargo del ha detallado que, a nivel presupuestario, esperan contar con seis millones más de presupuesto para este año y entiende que las acusaciones de que se está desmantelando el centro son “un poco irreales”. No obstante, la opinión de la Marea Blanca y de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública del Área 4 es bien distinta al convocar estas dos movilizaciones en apenas cinco días.

Marco González

Periodista o intento, por lo menos. Aprendiendo. Y todo con un mejunje en la cabeza, pero con el periodismo comprometido como pegamento de unión.

Google Plus de Marco González

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Boletin
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.