Año XXV - Madrid, Domingo 04 de Diciembre de 2016

La justicia investigará el desahucio de Arantxa Mejías por el ‘fondo buitre’

Admitida a trámite la querella que presentó contra Fidere la presidenta de la Asociación de Afectados por la Venta de Viviendas Públicas de la EMVS.

Menéame
Enviar noticia por mail
Mazo de juez
Mazo de juez
/ • 14:03

El Juzgado de Instrucción número 39 de Madrid ha admitido a trámite la querella contra Fidere presentada por la familia de la presidenta de la asociación de afectados por la venta de 1.860 viviendas pública de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) de Madrid, Arantxa Mejías, por presunto delito de coacciones y discriminación, después de que el 'fondo buitre' le comunicara que tenía que abandonar su casa.
 
Según establece el auto, del que informa Europa Press “los hechos que resultan de las anteriores actuaciones presentan características que hacen presumir la posible existencia de delitos de coacciones”. Al no estar determinada la naturaleza, hechos y personas que han intervenido en el presunto delito, se instruyen diligencias previas “encaminadas a efectuar tal determinación”.
  
El pasado 4 de octubre la familia Mejías recibió un burofax de Fidere en el que le anunciaba que, en virtud de la Ley de Arrendamientos Urbanos, tenían un mes para abandonar su vivienda, en el PAU de Carabanchel, donde viven desde hace diez años. El motivo era la finalización del contrato de alquiler con derecho a compra que suscribieron con la EMVS hace una década.
 
La portavoz de la asociación de perjudicados ya calificó la decisión de Fidere de “venganza” por su posición crítica a la venta y aseguró que “en diez años” no ha dejado de pagar el alquiler -cifrado en 700 euros- ni ha tenido ninguna queja por convivencia vecinal.
 
Por ello, su abogado interpuso una querella por coacciones por discriminación por razón de creencias o actitudes. Y es que, según explicó el letrado a Europa Press, a 33 inquilinos de la zona en la que viven les han renovado el contrato de forma automática, por lo que insiste en que la actitud del fondo con Arancha es de “represalias” ante su lucha.
 
El abogado alega que a la familia Mejías se les está obligando a marcharse del piso cuando Fidere dispone de muchas viviendas vacías y con anuncios de arrendamiento en su propio bloque. “Ellos no tienen legitimación para rechazar la prórroga del contrato teniendo esta circunstancias en cuenta”, ha asegurado.
 
Mejías ha asegurado estar “gratamente sorprendida” porque “por fin se da luz y fuerza a la injusticia” a la que están “sometidos”. “Es una pequeña gran noticia, porque por fin se va viendo y encaminando judicialmente”, ha añadido.
 
La admisión a trámite de la querella ha sido definida por Mejías como un “hito para todos los afectados” por la venta de viviendas de EMVS a fondos de inversión, ya que “deja ver que no pueden actuar de esta manera soberbia –en referencia a los ‘fondos 'buitre’- hacia ciudadanos que tenían un contrato de arrendamiento con el Ayuntamiento”.

info

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar