Año V - Madrid, Jueves 23 de Octubre de 2014 - Últ. act.: 10:32 hs GMT+1

¿Pagaría un 74% más por entrar en CaixaBank? No compre Banco de Valencia

La toma de posiciones en Banco de Valencia se ha vuelto peor negocio que nunca. La oportunidad para entrar barato en CaixaBank que algunos se prometían cuando el Banco de España adjudicó el levantino al catalán ha desaparecido con el canje decretado para la operación y el retroceso bursátil.

Menéame
Enviar noticia por mail
/ • 08:28

La toma de posiciones en Banco de Valencia se ha vuelto peor negocio que nunca. La oportunidad para entrar barato en CaixaBank que algunos se prometían cuando el Banco de España adjudicó el levantino al catalán ha desaparecido con el canje decretado para la operación y el retroceso bursátil que en los últimos días ha sufrido el que preside Isidro Fainé. Tanto que el movimiento supondría un sobreprecio del 74%.

El canje impuesto por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) dependiente del Banco de España es a razón de 479 acciones del centenario Banco de Valencia por un solo título de CaixaBank. Puesto que el precio de mercado del valenciano no puede caer más allá de los 0,01 euros en el que se mantiene asfixiado desde el 1 de marzo, se podría decir que virtualmente se valora en 4,79 euros cada ‘caixa’ frente a los 2,75 euros a los que cotizan realmente.

Los expertos no dudan en afirmar que si Banco de Valencia hubiera podido caer por debajo del céntimo de euro -precio mínimo para que una compañía cotice en Bolsa española y para introducir órdenes de compraventa-, lo habría hecho. Sin embargo, el canje ya preveía desde el principio este desfase como una suerte de colchón para que CaixaBank amortigüe el agujero financiero de su absorbido valenciano. Con lo que no se contaba era con que volviesen ciertas tensiones al sector bancario nacional que hicieran aún más abultada la desigualdad del cambio.

De todos modos, varios gestores de carteras comentan que las órdenes de compra sin otra motivación que entrar en Banco de Valencia brillan por su ausencia desde que el Banco de España dio a conocer el guión final para la desaparición de la entidad. En su lugar, comentan, la mayor parte de movimientos -que se agrupan en un único cruce a la subasta de cierre desde hace meses- se deben a la cuadratura de carteras con vistas al canje de manera que no se pierda más que lo obligatorio en la operación.

En este sentido, CaixaBank tendrá que designar un agente de picos que compre los títulos sobrantes en cada una de las carteras aún presentes en Banco de Valencia en el momento en que se efectúe el canje que pondrá fin a más de un siglo de historia de las finanzas en la Ciudad del Turia. Una vez se cierre la operación, a costa de autocartera para mayor alegría de los actuales inversores del catalán, los accionistas del levantino controlarán únicamente un 0,235% del de Fainé.

PUBLICIDAD

info

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar