Año XXIV - Madrid, Viernes 30 de Septiembre de 2016

El fútbol francés se subleva contra Hollande y su impuesto para ricos

El presidente del sindicato de Clubes de Fútbol Profesional ha asegurado que la huelga sigue siendo una posibilidad.

Menéame
Enviar noticia por mail
Partido de la Liga 1 de Francia
/ • 10:49

François Hollande atravesó el último otoño con el dudoso prestigio de ser el líder francés menos popular de la historia reciente del país. Quizás ese indicador, que ponía en evidencia el descontento existente entre las bases socialistas que le auparon al poder, cambie ahora que el Constitucional galo ha dado luz verde a su famosa tasa del 75% para los ciudadanos más ricos.

La máxima autoridad judicial de Francia ya había rechazado hace un año una primera versión de ese texto, al entender que su redacción incurría en desigualdades ante el fisco. Aquella corrección supuso un varapalo para una de las medidas más llamativas de la campaña que llevó a Hollande al Palacio del Elíseo en 2012, por lo que el Gobierno anunció inmediatamente que trabajaría para elaborar una nueva versión que lograra el consentimiento del Consejo.

El impuesto validado finalmente por el Constitucional, que el Ejecutivo ha descrito siempre como excepcional y transitorio en momentos de crisis, tendrá una duración de dos años y supone un gravamen a las empresas del 50% sobre los salarios superiores al millón de euros, que se suma al 25% de cargas sociales. La tasa, que recae así sobre la empresa y no sobre los asalariados, no podrá superar en ningún caso el 5% de la facturación de la compañía.

Con esa medida el Estado francés espera recaudar 260 millones de euros en 2014 y 160 millones de euros en 2015. Parte de esos ingresos provendrán de los clubes de fútbol, que se opusieron frontalmente a la iniciativa del gobierno socialista que lidera Jean-Marc Ayrault.

El fútbol galo amenazó el pasado noviembre con declarar una huelga -la primera desde 1972- pues la Liga de Fútbol Profesional de Francia (LFP) calcula que tendrán que pagar unos 44 millones de euros más al año en forma de impuestos. Sólo el París Saint-Germain, donde juegan estrellas como Zlatan Ibrahimovic, Edinson Cavani o Thiago Silva, debería pagar unos 20 millones de euros, según esos cálculos.

El presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) Frederic Thiriez tachó ayer de "muy lamentable" la decisión del Constitucional.

Mientras tanto, el presidente francés del sindicato de Clubes de Fútbol Profesional (UCPF, por sus siglas en inglés), Jean-Pierre Louvel, ha asegurado que la huelga sigue siendo una posibilidad si las negociaciones con el Gobierno sobre la posibilidad de recurrir a otros aspectos fiscales para contrarrestar los efectos del impuesto del 75% no evolucionan.

PUBLICIDAD
info

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar