Año XXV - Madrid, Domingo 04 de Diciembre de 2016

Las empresas españolas mantienen el foco en Cuba tras la muerte de Fidel

El investigador principal de América Latina del Real Instituto Elcano apunta que el desarrollo del proceso de cambio por parte de Raúl Castro y la postura que adopte Trump con la isla serán las claves para la inversión extranjera.

Menéame
Enviar noticia por mail
Bandera de Cuba
Bandera de Cuba
/ • 14:38

“En principio no habrá grandes cambios”. La muerte de Fidel Castro no trastocará los planes de las empresas españolas que proyectaban iniciar negocios en Cuba ni tendrá especial impacto en las compañías de nuestros país que ya están presentes en la isla. Para Carlos Malamud, investigador principal de América Latina del Real Instituto Elcano, la clave está más bien en la aceleración de las reformas por parte de Raúl Castro y en la relación que mantenga Donald Trump con La Habana.
 
Malamud insiste en declaraciones a ElBoletín.com en que “no debe haber pesimismo tras el muerte de Fidel” en el ámbito empresarial y comercial. En su opinión, estamos ante una etapa de “prudencia” tras el excesivo optimismo generado por el acercamiento de Barack Obama a la isla. El deshielo de las relaciones emprendido por el aún mandatario de EEUU puso el foco en Cuba como “el nuevo Dorado”, un excesivo entusiasmo que “ha pasado a mejor vida” ante la incertidumbre reinante después de la victoria del candidato republicano.
 
Pero el aspecto más relevante para el futuro de las empresas españolas en el país y, sobre todo, aquellas que tienen la idea de iniciar allí sus inversiones, es “el desarrollo del proceso de cambio” que emprenda ahora Raúl Castro. El investigador del Real Instituto Elcano considera que si el fallecimiento del expresidente cubano se hubiera producido en otro escenario, antes del triunfo de Trump en las elecciones estadounidenses, las relaciones bilaterales entre La Habana y Washington impulsarían la aceleración de las reformas por parte de Raúl Castro, lo que favorecería la inversión extranjera. Sin embargo, si las amenazas del presidente electo de revertir el acercamiento político y económico de Obama se cumplen, la inversión extranjera en la isla se verá afectada.
 
Aún así, Malamud no ve consecuencias relevantes para las empresas españolas que ya están establecidas en el país caribeño, unas 250 compañías, según el directorio de Oficina Económica y Comercial de España en Cuba. Muchas de ellas se dedican a la comercialización e importación: las exportación española crecieron en 2015 hasta los 964 millones de euros, un 38% más que en el año anterior, para alcanzar su récord histórico. También destacan las empresas del sector industrial, de la construcción y bancos como Bankia o BBVA.
 
Pero sin duda, el sector en el que las compañías españolas tienen más repercusión en la isla es el turismo. Las principales cadenas hoteleras como Meliá, Iberostar, Barceló, Globalia, NH, Blau o Roc tienen presencia en Cuba y según recoge el ICEX, el ministro de Turismo del país, Manuel Marrero, señaló que “en 2015, las once cadenas hoteleras españolas con presencia en la isla concentraban 53 contratos de administración hotelera, lo cual supone el 74% de los mismos”.
 
En general, estas empresas llevan instaladas en Cuba y saben desenvolverse en el país, por lo que, según Malamud, la muerte de Fidel no presenta ningún reto para sus negocios. 

info

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar