www.elboletin.com

El consumo de animales pone a centenares de especies en peligro de extinción

Bonobo
Bonobo
Los hábitos alimenticios, las pruebas médicas, la caza o el tráfico de ‘trofeos’ amenaza a los animales.
Los seres humanos están consumiendo tantos animales que está llevando a centenas de especies al borde de la “extinción”. Como alimento, decoración, caza, medicamento o como animal doméstico. El caso es que la ‘explotación’ de tantos mamíferos provoca que más de 30º especies diferentes estén en serio peligro de desaparición. Así lo asegura un nuevo estudio llevado a cabo por la Universidad de Oregón, Estados Unidos, que señala la conducta humana como la principal responsable, por encima del cambio climático. También influido por la mano del hombre.
 
El informe publicado por la prestigiosa universidad, y basado en los datos oficiales de la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza (IUCN), concreta que esta problemática se está desarrollando sobre todo en Asia, África y América del Sur, donde está teniendo un impacto ambiental considerable y está socavando la seguridad alimentaria de millones de personas.
 
Los científicos han revisado los datos de los 1169 mamíferos terrestres del mundo registrados en el archivo de la IUCN, y han concluido que el 26% de ellos están realmente en serio peligro. La desaparición de bosques, praderas, y manantiales está generando unos parajes desérticos donde la mayoría de los mamíferos no puede desarrollarse, aseguran desde la organización encargada del estudio.
 
Algunos de esos más de 300 animales en peligro son los camellos, varios tipos de cerdos, el murciélago, los rinocerontes, los elefantes, muchos roedores o varias especies de primates, como el gorila, el chimpancé o el bonobo.
 
No obstante, a pesar del cambio de fisionomía de los lugares y de su clima, la mayoría de estas especies corren el riesgo de desaparición por culpa de la mano directa del humano, que busca en esas especies elementos químicos para la medicina, cobayas donde testar los productos farmacéuticos, trofeos y material de mercado negro como el marfil…
 
Es por ello que los investigadores estadounidenses sugieren cuatro medidas generales con los que hacer frente a esta amenaza:
 
1. La ley debería aumentar las penas correspondientes a los delitos de caza furtiva y tráfico ilegal, así como ampliar los hábitats protegidos para los mamíferos en peligro de extinción.
 
2. Los derechos de propiedad pasarían a las comunidades que preservaran la fauna silvestre.
 
3. Desarrollar una alternativa alimenticia que derive el consumo humano hacia especies más sostenibles, así como a alimentos vegetales ricos en proteínas.
 
4. La educación debería concienciar para que los consumidores comprendieran lo perjudicial que es la caza de mamíferos.

Ander Cortázar

Periodista

Google Plus de Andre Cortazar

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.