Año XXV - Madrid, Sábado 03 de Diciembre de 2016

El CETA se estanca en Valonia

El acuerdo comercial entre Europa y Canadá ‘depende’ del parlamento de la región belga

Menéame
Enviar noticia por mail
CETA
CETA
/ • 11:44

Todo apunta a que el CETA (UE-Canadá) vaya a correr mejor suerte, al menos por ahora, que el TTIP (UE-Estados Unidos). El acuerdo comercial entre europeos y canadienses goza de mejor prensa y parece obtener mayor unanimidad gubernamental que el acuerdo desarrollado con los estadounidenses. Sin embargo, al CETA le ha salido en Valonia una piedra en el zapato.
 
El parlamento de la región Valona (Bélgica), imprescindible en el voto belga, ha reincidido en su posición contraria al acuerdo. Mientras este órgano diga ‘no’ al CETA, Bélgica no podrá firmar el acuerdo transnacional, y bloqueará la posición de la UE, que requiere la unanimidad de todos los Estados para llevar a cabo el tratado.
 
A pesar de los intensos esfuerzos por parte de la UE y las autoridades belgas para apaciguar a los objetores, en el parlamento valón no hay señales de una reversión. De hecho, el presidente del Parlamento de Valonia, el socialista Paul Magnette, ha denunciado que la región ha recibido "amenazas sin disimulo" por su veto al acuerdo comercial con Canadá. Además, ha afirmado que espera en las próximas horas un nuevo documento, por lo que ha pedido tiempo para estudiarlo y decidir si es satisfactorio o no lo es. “Es un combate muy difícil, sufrimos incluso a veces amenazas sin disimulo estas últimas horas”, ha expresado este lunes durante el debate en la Cámara de la región francófona.

Al mismo tiempo, los responsables de Comercio de los Estados miembros en se han reunido este martes en Luxemburgo, de donde han salido sin la firma de un acuerdo ya cerrado en agosto. La comisaria de Comercio, Cecilia Malmström, La liberal sueca ha admitido que no firmar el tratado con Canadá sería “una situación muy, muy complicada” puesto que es “uno de los aliados más cercanos, uno de los países más democráticos del mundo, con un Gobierno muy progresista y pro europeo” con el que la UE trabaja en la escena global.

En cualquier caso, los negociadores, los funcionarios de alto rango y las autoridades europeas confían en que antes de que acabe la semana la situación se revierta y el tratado Unión Europea-Canadá quede ratificado.

info

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar