www.elboletin.com
Edición testing    
Trabajador
Trabajador

Uno de cada cuatro contratos temporales dura menos de siete días y su acumulación disminuye las posibilidades de lograr un empleo indefinido.

La precariedad laboral que provocan los contratos temporales en España podría ser mucho peor de lo que se extrae de la Encuesta de Población Activa (EPA), según alerta la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea). Aunque la contratación sigue aumentando, el empleo total previo a la crisis no se ha recuperado. Esta contradicción se explica por un motivo: los contratos temporales son cada vez más cortos en España, el segundo país europeo con más contratación no estable después de Polonia.