Logo Elboletin.com
Año V - Madrid, Jueves 24 de Abril de 2014 - Últ. act.: 10:04 hs GMT+1

La enemistad entre Cospedal y Montoro complica al PP la gestión del ‘caso Bárcenas’

Menéame
Enviar noticia por mail
El ministro de Hacienda, principal obstáculo en el supuesto acuerdo que, según han denunciado cargos del PSOE, podría haber cerrado la ‘número dos’ del PP con el extesorero.
E.B. / 05-02-2013 • 17:14

La enemistad que existe entre Cospedal y Montoro desde que la secretaria general del PP se opusiera, sin éxito, al nombramiento de Francisco Gil-Ortega como presidente de Enresa, tal y como proponía el ministro, puede complicar la solución para el ‘caso Bárcenas’ en la que estaría trabajando la jefa del Ejecutivo manchego. Según aseguran desde las filas del PSOE, Cospedal habría podido llegar a un supuesto acuerdo con el extesorero para cerrar este tema sin más sorpresas.

Los ‘papeles de Bárcenas’ que ha desvelado hasta el momento El País pueden ser, según aseguran algunas mentes malintencionadas, sólo la punta del iceberg de este caso. Y es que, aún se desconoce qué ha pasado con esta supuesta contabilidad B en los cuatro años que hasta ahora no han visto la luz: desde 1993 hasta 1996. Fechas en las que Aznar asaltó la Presidencia del Gobierno.

Para evitar que estos papeles, si es que existen, salgan a la palestra, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, estaría cerrando un acuerdo con el extesorero del partido para tratar de zanjar este tema de inmediato, antes de que se desvele algo más, según han dado a entender destacados dirigentes del PSOE en los pasillos del Congreso.

Una labor en la que Cospedal no sólo se las tiene que ver con Bárcenas para que acepte este presunto pacto de no agresión, sino también con Montoro. Y es que, el ministro de Hacienda no está dispuesto a que se siga poniendo en jaque a uno de sus proyectos estrellas: la amnistía fiscal.

Por ello, lejos de que se olvide la supuesta regularización fiscal del extesorero, el titular de Hacienda ha informado al juez Pablo Ruz de que el antiguo senador del PP no se acogió a esta medida.

Esta iniciativa del ministro no hace más que obstaculizar los esfuerzos de la secretaria general de los populares de acabar con un tema que está poniendo en tela de juicio al propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que tuvo que dar explicaciones al respecto en su comparecencia ayer con Angela Merkel.