Año XXV - Madrid, Jueves 08 de Diciembre de 2016

La Comunidad de Madrid sanciona a BlaBlaCar por primera vez en Europa

El Gobierno de Cristina Cifuentes multará a la plataforma y a dos conductores por transportar viajeros sin autorización.

Menéame
Enviar noticia por mail
BlaBlaCar
BlaBlaCar
/ • 16:38

La Comunidad de Madrid ha impuesto a Comuto Iberia, nombre comercial de la plataforma de coche compartido BlaBlaCar en España, la primera sanción que el servicio recibe en Europa por ofrecer transporte público sin disponer del título requerido para ello, según ha publicado el diario ABC.
 
De acuerdo a estas informaciones, el Gobierno regional considera que la plataforma ha cometido dos infracciones muy graves por “facilitar en nombre propio servicios de transporte público de viajeros sin ser previamente titular de una autorización”, que pueden ser sancionadas con cuantías de 4.001 euros, y otra grave por “ofertar servicios de transporte público de viajeros sin disponer del título habilitante”, que puede multarse con 801 euros.
 
Además, el Ejecutivo de Cristina Cifuentes ha abierto expedientes sancionadores contra dos conductores del servicio de Internet, al entender que el importe total cobrado a los pasajeros por los trayectos realizados excedía la cuantía resultante de compartir los gastos del viaje entre los viajeros del vehículo, por lo que habría ánimo de lucro por parte de estos dos usuarios. Las multas alcanzarían los 4.000 euros.
 
BlaBlaCar ha explicado, sin embargo, en un comunicado que “no ha recibido ninguna notificación de la incoación de ningún expediente en su contra”, aunque sí que ha reconocido en el escrito ser “conocedora de la existencia del procedimiento administrativo abierto por la Dirección General de Transportes de la Comunidad de Madrid contra dos de sus usuarios el pasado mes de agosto”.
 
En este sentido, la plataforma ha defendido a sus usuarios y ha explicado que los usuarios sancionados “presentaron en su día las correspondientes alegaciones, cumpliendo con los plazos establecidos, manifestando que no utilizaron la red social de coche compartido para realizar servicios de transporte público de viajeros con ánimo de lucro”. Ha insistido además en que “las aportaciones recibidas (...) no superaron nunca sus costes de desplazamiento, al ser inferiores a 14 céntimos de euro por kilómetro. Lejos, por ejemplo, de los 28,02 céntimos que establece el Observatorio del Transporte y la Logística en España ("OTLE"), dependiente del Ministerio de Fomento, que ha fijado en diversas ocasiones la estructura de costes del transporte privado”.
 
Según la compañía, los expedientes administrativos contra los usuarios siguen pendientes de resolución, por lo que no se ha impuesto ninguna sanción.
 
Respecto a las sanciones contra la propia plataforma, BlaBlaCar ha defendido que “el hecho de que particulares se unan a una red social para conocer gente con la que compartir los gastos de un viaje no es ilegal y tampoco es una actividad de transporte público de viajeros ni de intermediación a tal fin”, publica Efe. 

info

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar