www.elboletin.com

CatalunyaCaixa cierra la venta de su plataforma inmobiliaria antes de su subasta

Sucursal de CatalunyaCaixa
Sucursal de CatalunyaCaixa
Con la venta, 150 empleados conservan su puesto de trabajo en la plataforma inmobiliaria, ahora propiedad de Blackstone, y se desvinculan de la entidad financiera.
CatalunyaCaixa ha firmado el contrato de venta de su plataforma de gestión de activos inmobiliarios, CX Inmobiliaria, al fondo de inversión Blackstone Real Estate por un importe máximo de 40 millones de euros, una operación que se cierra poco antes de la subasta de la entidad, que se realizará en las próximas semanas.

Tras el acuerdo alcanzado el mes pasado entre ambas partes, el perímetro de la transacción ha quedado finalmente definido de forma que se traspasa a Blackstone la gestión de un volumen cercano a los 9.000 millones de activos, propiedad de CatalunyaCaixa y de la Sociedad de Activos Procedentes de la Reestructuración
Bancaria (Sareb).

Asimismo, y después de cerrar la negociación de los aspectos operativos de la transacción, 150 empleados conservan su puesto de trabajo en la plataforma inmobiliaria, ahora propiedad de Blackstone, y se desvinculan de la entidad financiera. Se ha firmado, también, la continuidad de Eduard Mendiluce como consejero delegado al frente de la nueva compañía, que un referente de la gestión inmobiliaria en España, dado el elevado volumen de activos bajo gestión, cercanos a los 9.000 millones de euros, y su destacada capacidad de comercialización, con 6.000 unidades vendidas o alquiladas en 2013.

La operación de venta de la plataforma inmobiliaria, llevada a cabo con celeridad dada la buena disposición de las partes, ha contado con el asesoramiento financiero, legal y laboral de las firmas N+1, Deloitte Abogados y Sagardoy, respectivamente.

La venta de la plataforma de servicing inmobiliario forma parte del programa de desinversiones en actividades que no forman parte del negocio bancario nuclear, del mismo modo que recientemente se ha hecho con CXTelentrada, que se suma a la ejecución de otros aspectos clave del proceso de reestructuración de la entidad, como son el canje de instrumentos híbridos, el cierre de un acuerdo laboral para la realización del ERE y la venta de una cartera de créditos fallidos de 1.480 millones de euros.

El FROB señaló esta semana en un comunicado el inicio del proceso de subasta de CatalunyaCaixa, que se realizará en dos fases. En la primera, que se extenderá hasta el 14 de julio, los potenciales compradores (que hayan demostrado su interés en la fase de análisis) presentarán sus ofertas. Una vez analizadas dichas ofertas y se ninguna resultase “más favorable que el resto”, el fondo de rescate abrirá una segunda fase del proceso para los tres mejores candidatos a la compra.

En principio, y tal y como dijo el ministro de economía recientemente, la venta de CatalunyaCaixa (que se produce en paralelo al proceso de venta de esta cartera hipotecaria) se espera que se materialice antes del mes de agosto. La entidad accede a la subasta con unos activos de 63.062 millones de euros, tras las últimas desinversiones.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.