www.elboletin.com

Las tarjetas ‘black’ de Caja Madrid eran para “viajes y regalos”, según varios exconsejeros

Sucursal de Caja Madrid
Sucursal de Caja Madrid
Uno de los testigos señala que el exsecretario general de Caja Madrid Enrique de la Torre le garantizó que no había necesidad de presentar recibos.
Varios exconsejeros de Caja Madrid han admitido que utilizaron las tarjetas ‘black’ de la malograda entidad en gastos “de todo tipo”, pero especialmente en “viajes, regalos, comidas y libros”, siguiendo consignas de la secretaría general, que les dio libertad de uso.
 
Durante el juicio a 65 exconsejeros de la entidad, Ignacio Varela, que fuera integrante del Consejo de Caja Madrid entre marzo de 2005 y julio de 2006, ha declarado en calidad de testigo que el exsecretario Enrique de la Torre le aseguró que la tarjeta formaba parte de su retribución, por lo que podía disponer de ella libremente y para cargos de cualquier tipo, incluidos “los billetes para un viaje privado”.
 
Según recoge la agencia Efe, Varela ha remarcado las múltiples conversaciones que mantuvo con De la Torre en relación a la naturaleza de este medio de pago, y ha explicado a la sala que fue el exsecretario general quien le garantizó que no había necesidad de presentar recibos, ya que los órganos de administración tenían un control permanente de los gastos.
 
Cuestionado por el uso personal dado a su tarjeta, con la que desembolsó 35.722 euros, el testigo ha asegurado que De la Torre le “tranquilizó” al decirle que el sistema estaba aprobado “por todos los órganos de la caja, el Banco de España, la Agencia Tributaria y la CNMV”. También ha señalado que tras su cese le dijo que podía usar la tarjeta “tres meses más en los mismos términos y con el mismo régimen”, y que llegado el último día lo que debía hacer era “destruirla”.
 
En los mismos términos se ha expresado Emilio de Navasqüés, hermano de uno de los acusados, Ignacio de Navasqüés, y exconsejero de la caja bajo tres presidencias diferentes, quien ha explicado que usaba la tarjeta “con prudencia” aunque para gastos propios que no debía justificar, razón por la que “no podía ser otra cosa que una retribución” ampliamente conocida “por todo el mundo”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.