PUBLICIDAD
Publicidad Sabadell
Año XXV - Madrid, Martes 06 de Diciembre de 2016

Aplazada la firma del CETA por el veto de Bélgica: nuevo intento este jueves

La presión se eleva sobre Bélgica después de que el Parlamento de Valonia rechazase el CETA. “Estamos más cerca de nuestro objetivo”, afirman desde la Unión Europea.

Menéame
Enviar noticia por mail
CETA
CETA
/ • 17:03

El rechazo de la región belga de Valonia al acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá, el llamado CETA, ha trastocado los planes de la Comisión Europea. La decisión del parlamento regional ha supuesto una parálisis que espera desencallar el organismo europeo en la cumbre de líderes de este jueves y viernes en Bruselas después de que no fuera posible hoy el consenso por el veto que mantiene Valonia.
 
“Podemos decir que hoy apoyan el CETA algo más de 27 Estados miembros y medio”, ha manifestado este martes el propio ministro belga de Exteriores, Didier Reynders, quien confía en que el apoyo definitivo de su país al CETA llegue en la cumbre de líderes. De esta manera, el acuerdo está en la pelota de Bélgica: hasta que la región francófona no dé el visto bueno, el Gobierno del país centroeuropeo no podrá firmar a favor del tratado en el Consejo Europeo.
 
Por ello, toda la presión se dirige hacia Valonia, aunque el optimismo se asienta entre los partidarios al CETA. “La buena noticia es que estamos más cerca de nuestro objetivo”, ha valorado el ministro eslovaco de Economía, Peter Ziga, cuyo país preside este semestre la UE. Es más, Ziga ha pedido a los belgas “no olvidar las ventajas” de un acuerdo que “respeta los estándares europeos” y es “uno de los más equilibrados y ambiciosos logrados hasta ahora”.
 
Mientras tanto, la comisaria de Comercio de la Comisión Europeoa, Cecilia Malmström, ya ha confirmado que continuarán las “intensas” conversaciones con Bélgica para que cambie su voto. Algo que no se logrará hasta dicha cumbre con los líderes europeos: “Si hay una decisión final, se tomará en el Consejo Europeo”.
 
Y como garante, Malmström ha avanzado que para que “todos los países se sientan cómodos firmando” el documento, se ha desarrollado una “declaración interpretativa adjunta que tendrá valor jurídico y será publicada en el Diario Oficial” de la UE. En ella, “destacará lo mejor del CETA con un lenguaje llano que los ciudadanos también podrán entender”.
 
En concreto, el anexo recalcará que no se rebajarán “estándares” ni se obligará “a ningún nivel a privatizar servicios”.

info

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar