www.elboletin.com

La nueva legislación energética alemana pone en jaque las cooperativas de renovables

Paneles solares
Paneles solares
El Bundestag aprobó el pasado viernes sustituir el sistema actual que beneficiaba a las cooperativas ciudadanas por un mecanismo de subastas que dará más ventaja a las grandes compañías.
Las políticas de transición energética de Alemania, conocidas como Energiewende, han situado al país a la cabeza en el ámbito de las renovables. A este liderazgo han contribuido en buena medida las iniciativas de ciudadanos que se han unido en cooperativas a lo largo de todo el país para poner en marcha parques eólicos y de paneles solares, en busca de una alimentación energética autosuficiente y libre de carbono. Sin embargo, un cambio legislativo aprobado por el Parlamento el pasado viernes amenaza con acabar con estos proyectos de propiedad ciudadana.

Según informa Financial Times, casi la mitad de la capacidad total de energía renovable de Alemania fue instalada por estas cooperativas. Hay cerca de un millar de comunidades de propietarios en el país, debido la buena oportunidad de inversión que suponían estas iniciativas en plena transición de modelo energético.

Uno de los ejemplos más destacados es el de Saerbeck, un pueblo de 7.200 personas situado en el el noroeste que casi alcanza la autosuficiencia total. Nacido en 2009, el proyecto cuenta con 384 miembros promedio que han invertido 9.000 euros cada uno. Ahora ganan casi 9 céntimos de euro por cada kilovatio hora de energía solar que producen y 20 centavos por kilovatio en el caso la energía eólica, una rentabilidad garantizada durante más de 20 años.

En concreto, la rentabilidad sobre patrimonio promedio desde 2011 ha sido del 5,2%, y va en aumento: cada miembros recibió un dividendo de casi 500 euros para el año 2014, desde los 250 euros del año anterior.

Pero estas iniciativas ciudadanas podrían llegar a su fin. De acuerdo a la nueva normativa, a partir del año que viene el sistema de tarifas de alimentación, lo que hacía a estas cooperativas rentables y atractivas, será reemplazado con un sistema de subastas competitivas que presumiblemente será más beneficioso para las grandes compañías. Cualquier entidad podrá hacer una oferta y se llevará 'el gato al agua' quien ofrezca el precio más bajo, algo que resulta más sencillo para las empresas de gran tamaño del sector energético. Estarán exentos sólo los paneles fotovoltaicos por debajo de 750 kilovatios.

“En el futuro, sólo las grandes empresas serán capaces de construir parques eólicos. Para todos los demás, los riesgos económicos serán demasiado altos”, ha explicado al citado medio Wilfried Roos, el alcalde de Saerbeck.

Sin embargo, también hay muchos alemanes a favor del cambio normativo aprobado el viernes, pues consideran que los subsidios del sistema de tarifas de alimentación les están costando muy caros. Los alemanes pagan para mantener a flote el sistema un suplemento que ha engordado su factura hasta convertirla en una de las más altas de Europa, pues se sitúa actualmente en alrededor de 200 euros por año para una familia de cuatro personas.

Energiewende

El plan de transición energética de Alemania, que busca acabar con la dependencia de los combustibles fósiles contaminantes y la energía nuclear en favor de la energía eólica, la solar y la biomasa, tiene como objetivo que las renovables proporcionen el 80% del total de la energía en el año 2015.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Boletin
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.